Seleccionar página

Excelentes y sencillos remedios que te ayudarán a aliviar la molesta conjuntivitis.

Cómo-Prevenir-una-Conjuntivitis

La conjuntivitis, es un término que se utiliza para definir la hinchazón (inflamación) de la conjuntiva, la membrana delgada y transparente que recubre el interior de los párpados y la parte blanca del ojo (conocida como esclerótica).

Para esta sensación de lagrimeo y otras afectaciones, existen remedios suaves que pueden ayudarte a aliviar el malestar:

Baños de plantas

Se requiere de manzanilla y flor de saúco con rosa de Alejandría y ruda de aciano. Para realizar la solución, se mezcla un puño de manzanilla en un litro de agua y dos cucharadas al ras de la mezcla de las otras plantas, dejándola hervir un par de minutos. El agua tiene que reposar alrededor de cinco minutos y después se cuela.

La solución se aplica directamente sobre dos algodones o gasas, con una temperatura templada. Coloca las gasas sobre los ojos presionando ligeramente y repite el mismo paso varias veces al día.

Otra manera de tratar el problema es hirviendo flores de aciano y dejando reposar el agua resultante, colarla y aplicarla sobre los ojos en forma de compresas, baños oculares o gotas, hamamelis en forma de compresas o lavados o hierba de San Roque en el caso de que la mucosa conjuntival presente lagañas.

Lavados con eufrasia

Se realiza una infusión de 50 gramos de planta seca por litro de agua y se aplica externamente, dejando que el liquido entre al ojo. De esa forma se realiza un lavado ocular.

Jugo de perejil

Se mezcla zanahoria, apio y perejil y se bebe las veces que se requiera. El perejil mejora la visión y actúa sobre los ojos y el nervio óptico.