Seleccionar página

Las piernas momificadas de la reina egipcia Nefertari, favorita del faraón Ramsés II, se encuentran en el Museo Egipcio de la ciudad italiana de Turín, según un estudio realizado por un equipo internacional de arqueólogos, publicado por la revista científica Plos One.

img_20161206_164208

Coordinado por la Universidad británica de York, el equipo de expertos concluyó que los restos momificados custodiados en una vitrina del museo turinés, pertenecen a una de las soberanas más célebres del antiguo Egipto.

La revista explicó que se llegó a esa conclusión al analizar el tamaño de los huesos, el tipo de enfermedades detectadas en los análisis de los restos, además de que la edad de la muerte correspondía a la misma en la que falleció Nefertari.

Lo único que falta es la certeza definitiva con los análisis del ADN, porque según los expertos “no contamos con el material genético de ninguno de sus parientes más cercanos”.

En total, según el artículo de Plos One, son 14 sobre 16 las características que apoyan la conclusión de que los restos en el Museo Egipcio de Turín pertenecen a la favorita de Ramsés II.

Dijo que los análisis químicos, antropológicos, genéticos y con radiocarbono, sostienen que los restos pertenecen a una mujer de unos 40 años (la edad en que murió Nefertari) y que los materiales utilizados para embalsamarla corresponden a los métodos conocidos en el siglo 13 antes de Cristo.

“Sabíamos que era posible que las piernas pertenecieran a Nefertari porque fueron encontradas al lado de objetos fúnebres de esa reina. Se trata de huesos con tejidos blandos conservados y cubiertos de vendas”, explicó a los medios el egiptólogo Paolo Del Vesco, curador del Museo Egipcio de Turín.

Confirmó que el equipo de expertos fue autorizado por el museo para el estudio de los restos, cuyas conclusiones fueron publicadas por Plos One.

A Nefertari fue dedicada una de las más grandes tumbas del Valle de las Reinas, en la parte occidental del Nilo, frente a la ciudad de Tebe (actualmente Luxor).

La tumba fue repetidamente saqueada en la antigüedad y descubierta en 1904 por el arqueólogo italiano Ernesto Schiaparelli. Los restos fueron enviados al Museo Egipcio de Turín, el más importante del mundo fuera del Egipto.

Nefertari Meryetmut murió en torno al año 1255 antes de Cristo y fue la Gran Esposa Real del faraón Ramsés II El Grande.

(ntx)