Seleccionar página

El presidente Enrique Peña Nieto decretó la creación de cuatro nuevas áreas naturales protegidas y cinco zonas de salvaguarda en México, en el marco de la inauguración de una reunión para revisar el Convenio sobre la Diversidad Biológica del sistema de las Naciones Unidas, reforzando con ello el compromiso de su gobierno a favor de evitar la degradación del medio ambiente.

areas-prot

Para lograr esa meta, el primer mandatario mexicano firmó un decreto presidencial que declara como áreas naturales protegidas la Reserva de la Biósfera del Caribe mexicano, el Pacífico Mexicano Profundo, las Islas del Pacífico y la Sierra de Tamaulipas.

Asimismo, decretó cinco nuevas zonas de salvaguarda en el país: los manglares y sitios Ramsar; la región de la Selva Lacandona; la plataforma de Yucatán y el Caribe Mexicano; el Golfo de California también conocido como península de Baja California o Pacífico Sudcaliforniano y los arrecifes de coral del Golfo de México y el Caribe.

Esto representa una extensión total de 65 millones de hectáreas nuevas protegidas, con un total de 91 millones de hectáreas protegidas en México, que representa 23% de las zonas marítimas y casi 14% de las terrestres, mucho más que la meta de los compromisos internacionales actuales, dijo la Oficina de la Presidencia en un comunicado.

“”Este [decreto] es un paso histórico en la definición que hoy toma el gobierno de la república para preservar zonas marinas y terrestres y asumir con toda responsabilidad los compromisos asumidos ante Naciones Unidas, e incluso ir más allá””, dijo el presidente Peña Nieto en su discurso inaugural de la también llamada COP 13. México asume así un compromiso “firme y muy decidido” para la preservación del medio ambiente.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx