Seleccionar página

En estas fechas, la gripe tiende a tocar la puerta de nuestra casa. Las temperaturas bajas y la humedad, la convierten en el sitio favorito de bacterias y virus.

gripa

Para prevenir la gripe es importante ventilar los espacios comunes del hogar, utilizar desinfectantes, lavarse las manos contínuamente, abrigarse y tomar vitamina C, que se puede encontrar en cualquier cítrico.

La pregunta es, ¿qué hacer en caso de ya estar enfermos y querer suavizar la tos? A continuación, algunos sencillos remedios caseros que te ayudarán a aliviarla.

Hojas de orégano:

Para suavizar la garganta, se recomienda preparar infusiones de orégano, malva y tomillo.  Estas especies aliviarán el picor y el dolor de garganta y pectoral, eliminando la sensación de resequedad.

Menta y malvavisco:

Un remedio de agradable sabor para eliminar la tos y el exceso de secreciones o mucosidad, es la menta y el malvavisco. En una taza hirviendo se mezclan tanto la raíz de la menta como el malvavisco y se tapa para dejarlo reposar por aproximadamente quince minutos. Finalmente se cuela y está listo para beberse.

Jarabe de cebolla:

Para este remedio se necesitan dos litros de agua, un kilo de cebollas, 200 gramos de miel y 400 gramos de azúcar moreno. Se hierve el agua durante tres horas, agregándole los ingredientes mencionados. Posteriormente, se deja enfriar la mezcla y se cuela dentro de una botella de agua, para que se pueda disponer de jarabe durante todo el invierno. Únicamente es necesario tomar varias cucharadas al día.

Sopa de Tomillo:

Se requiere hervir durante tres minutos una rama de tomillo, después se le añade pan tostado integral, una pizca de sal y un poco de aceite de oliva extra virgen. Con esta sencilla receta podrás protegerte de la tos.