Seleccionar página

El Servicio Postal de Canadá está apoyando, como lo ha hecho durante 35 años, en la recolección y entrega de cartas dirigidas a Santa Claus, como parte de las fiestas decembrinas.

img_20161205_142930

El próximo 14 de diciembre vence el plazo para que los niños de todo el mundo y en el idioma que quieran manden sus cartas a Santa Claus, quien les dará respuesta en su idioma y las enviará a su remitente.

Se espera recolectar esta temporada alrededor de un millón y medio de cartas, las cuales deben estar dirigidas a Santa Claus, o simplemente al Polo Norte.

Un amplio equipo de voluntarios trabaja para el Canada Post durante varias horas al día para canalizar las cartas a su ocupado destinatario. “Santa debe saber dónde vives, pero no olvides poner en el sobre tu dirección, pues los elfos postales necesitan esta información para regresar las cartas”, indica una sección del servicio postal canadiense, donde se sugieren algunos formatos de carta.

Esta tradición se viene realizando desde hace 35 años, desde entonces se han respondido más de 26 millones de cartas en más de 30 idiomas, incluido el Braille.

Las cartas que son enviadas dentro de Canadá no requieren timbre postal, pero las que vienen de Europa, América o Asia, sí lo requieren.

Cientos de cartas dirigidas a Santa Claus, Polo Norte o HO HO HO han llegado a las oficinas postales de Canadá y están siendo llevadas a su destinatario.

Canada Post exhorta a los niños a decirle a Santa sobre el deporte que les gusta, algún chiste o lo divertido en su familia. También les dicen que a Santa le gustan los dibujos.

Sugieren enviar las cartas antes del 14 de diciembre, pues “es una larga travesía ir hasta el Polo Norte y regresar”.

(ntx)