Seleccionar página

Las grandes empresas de alimentos están luchando para crear productos más saludables y poder reducir la dependencia a los dulces llenos de azúcar y sal, y ahora Nestlé ha anunciado una nueva tecnología que tiene el potencial para reducir el azúcar en algunos de sus productos de pastelería en un 40% sin afectar el sabor.

choclate-menos

Dicha tecnología utiliza sólo ingredientes naturales para cambiar la estructura de las partículas de azúcar por vaciamiento de los cristales. Así, cada partícula se disuelve más rápidamente en la lengua, por lo que se requiere menos azúcar para fabricar el chocolate.

“Nuestros científicos han descubierto una forma totalmente nueva de utilizar un ingrediente tradicional y natural,” dijo el director de de tecnología de la compañía, Stefan Catsicas. “La comida real en la naturaleza no es tan suave ni homogénea. Está llena de cavidades, crestas y densidades. Al reproducir esta variabilidad, somos capaces de restaurar la misma sensación”, dijo. “Si se mira una manzana con un microscopio electrónico, eso es exactamente lo que ves”.

El anuncio llega mientras la epidemia global de la obesidad ejerce presión sobre los fabricantes de alimentos procesados para que hagan sus productos más saludables, a la vez que más consumidores optan por opciones más frescas y saludables.

Nestlé ha declarado que ya tramitó la patente y que comenzará a utilizar el azúcar de más rápida disolución en una amplia gama de sus productos de confitería en el 2018. Sin embargo, la empresa se abstuvo de informar si utilizará la tecnología en otras categorías de productos.

Nestlé no es la primera compañía en experimentar con moléculas de diseño. En 2010, PepsiCo diseñó una molécula de sal que le permite utilizar menos sodio sin afectar el sabor de botanas.