Seleccionar página

Lo monstruoso comienza al cruzar un límite. Se trata de lo que está afuera: expulsado, descoyuntado, deforme, anómalo. Más allá de los umbrales, y también en la intersección, el monstruo señala nuevas formas de realidad. La inmersión en lo grotesco y lo existencial, en contra de la tradición y la normatividad, dan al visitante la oportunidad de reflexionar acerca de su identidad, y de fugarse e imaginar otros cuerpos posibles.

monstruo2

La muestra está integrada por 64 obras “anormales” o “degradadas” que desafían el patrón común de lo bello, lo verdadero y lo justo. De ellas, 44 pertenecen al acervo permanente del Museo de Arte Moderno y el resto a colecciones del Instituto Nacional de Bellas Artes y privadas.

Las piezas ofrecen a la memoria y a la mirada un paseo sembrado de sorpresas por los avatares del monstruo en sus representaciones artísticas, desde un lienzo anónimo del siglo XVIII hasta una fotografía digital del año 2000.

La exposición muestra varias estancias: figuras descompuestas, desviadas e insólitas; imágenes sagradas, cuerpos excéntricos o desplazados que van más allá de sí mismos en la obra de artistas conocidos y anónimos en pintura, escultura, gráfica y fotografía.

La exposición reúne pintura, escultura, gráfica, fotografía y artes populares de creadores como Lourdes Grobet, Xavier Esqueda, Graciela Iturbide, David Alfaro Siqueiros, Julio Ruelas, Leonora Carrington, Francisco Toledo, Germán Venegas, Henri Cartier-Bresson, Rafael Coronel y Manuel Álvarez Bravo.

Está dividida en cuatro núcleos temáticos: “Naturaleza, instinto y disfraz”, propicia, a través de máscaras rituales y de luchadores, el encuentro con identidades ocultas o da pauta a lo bestial en la naturaleza y las culturas populares.

En “Metamorfosis: el animal y yo”, se observa que toda deformidad es anunciada por un animal; aparecen seres duales, híbridos: la cabra-serpiente, un gato-pájaro o gemelos, cuyas intersecciones revelan espacios nuevos de significado.

“Religión, ritual y purificación” aborda la manera en la que la reunión se convierte en un acto atravesado por el sacrificio. Lo monstruoso se ha suspendido del suelo, como si los propios animales se ofrecieran en un rito de purificación.

En el apartado final, “El disloque”, los cuerpos padecen; hay violencia y dolor; la vida se oscurece, y las figuras explotan o se desdibujan, se desmarcan y se fugan. Los cuerpos indican el mundo más allá de sí.

Destacan piezas como “Cobra cabra”, de Leonora Carrington; “Máscara de pájaro”, de Zdenek Rada; “La madre tierra”, de Jesús Guerrero Galván; “Tremendismo”, de Artemio Sepúlveda, y “Anhelo y penitencia”, de Germán Venegas.

La muestra será inaugurada este sábado 3 de diciembre a las 12:30 horas y permanecerá abierta al público hasta el 16 de abril de 2017.

 

Lugar: Museo de Arte Moderno – MAM

Dirección: Paseo de la Reforma esquina Gandhi, Col Polanco, Miguel Hidalgo, C.P. 11560, Ciudad de México.

Horario: De martes a domingo, 10:15 – 17:30 hrs.

Costo: $60.00

Entrada libre con credencial de estudiante e INAPAM, domingos entrada libre.