Seleccionar página

Las autoridades de Japón ordenaron el sacrificio de más de 326 mil aves tras detectar casos de la cepa H5 de gripe aviar altamente contagiosa en varias granjas del norte del país, el primer caso en casi dos años.

japongripeaviar

En una reunión de emergencia los funcionarios prefecturales decidieron sacrificar unos 16 mil 500 patos de la granja en las próximas 24 horas.

La decisión fue tomada después de que varias de las aves aparecieran muertas, y al efectuar un análisis, se encontró la cepa H5 en cinco de los patos muertos y en otros cinco que se encontraban muy débiles.

Entre las medidas acordadas se encuentra también la prohibición para trasladar aves o huevos desde cuatro empresas aviarias que se encuentran en un radio de tres kilómetros de la granja afectada.

Además, han prohibido los envíos desde otras tres granjas que se encuentran en un radio de entre tres y diez kilómetros.

El gobernador de Aomori, Shingo Mimura, se comprometió a responder con celeridad para evitar que se propague el virus y garantizó a los consumidores que las aves que están en el mercado no están contagiadas.

Este lunes se detectó también la cepa H5 en muestras de pollos muertos de una granja de la prefectura de Niigata. Funcionarios de dicha prefectura decidieron sacrificar a unos 310 mil pollos de la zona y han prohibido que se trasladen o envíen pollos y huevos desde las granjas que se encuentran en un radio de 10 kilómetros del lugar en cuestión.

El gobierno japonés elevó la semana pasada al nivel máximo la alerta por virus de la gripe aviar en el país asiático, la primera vez desde 2014, después de detectar la cepa altamente patógena H5N6 en varios puntos del archipiélago.

Los casos de Aomori y Niigata se suman al de los dos cisnes muertos del zoológico de Akita (norte de Honshu), al de otro ejemplar salvaje hallado muerto en la isla septentrional de Hokkaido y al de una charca de agua en la prefectura de Kagoshima (en la isla meridional de Kyushu) donde también se hallaron restos del virus.

(ntx)