Seleccionar página

Un antibiótico usado durante la I Guerra Mundial y que ha estado fuera de uso por medio siglo, ha mostrado alta efectividad contra la resistencia bacteriana y es eficaz en evitar pandemias.

antibioiguerra

Investigadores del Instituto Hudson de Investigación Médica encontraron esas cualidades en la Acraflavina, extraída del alquitrán de hulla y luego sustituida por la penicilina, señaló el investigador Michael Gantier.

Ante las nuevas bacterias cada vez más resistentes a los antibióticos usuales, creemos que esa sustancia puede regresar, dijo Gantier.

En las investigaciones se determinó que administrándolo de manera preventiva, protege a las células contra el resfriado común al generar una respuesta antiviral.

Además, ayuda en la prevención de infecciones virales y cura las de tipo bacteriano.

Usada contra infecciones en las heridas de los soldados que pelearon en la I Guerra Mundial, la Acraflavina también cuenta entre sus virtudes su bajo costo de fabricación.

La sustancia tiene un efecto doble, por una parte es antibacterial, y por la otra despierta una respuesta inmune en el paciente que alberga a los virus y bacterias.

Ese doble efecto es el que podría ayudar al combate de futuras pandemias, al ser usado mediante inhalaciones.

Los experimentos mostraron que las personas tratadas con la sustancia, combatieron de mejor manera las infecciones que aquellas que no habían recibido el tratamiento, añadió el investigador.

Se podría emplear en pacientes que ya han mostrado resistencia a los antibióticos, y precisó que los ensayos clínicos continúan.

Aseguró por último que experimentar con fármacos que han sido aplicados a humanos, es más sencillo que elaborar una nueva droga.

(ntx)