Seleccionar página

La cafeína es una sustancia que estimula de manera moderada el sistema nervioso central; sus efectos se sienten tanto en el cuerpo como en la mente.

taza de cafe

Este ingrediente activo está presente en muchas comidas y bebidas, y se ha descubierto que se encuentra en el café, el té, el cacao, el chocolate, los refrescos de cola y el guaraná.

Mucho se ha dicho de si es perjudicial o beneficiosa la cafeína, lo cierto es que nadie podrá negar que un sabroso cafecito siempre es bueno después de una rica comida, como compañero infaltable en la charla con amigos; o bien, podemos consumir cafeína en una gaseosa bien helada cuando el calor golpea y la sed acecha. Así que si eres parte del grupo que nada más levantarse se lanza por una taza de café para despertar, debes revisar tu rutina para aprovechar los beneficios de la bebida.

Según el neurocientífico Steven Miller, de la Universidad Militar de Ciencias de la Salud en Estados Unidos, el mejor momento para tomar café es entre las 9:30 y las 11:30 de la mañana.

La explicación es que, en este intervalo de tiempo, los niveles de la hormona cortisol, relacionados con nuestro estado de alerta, caen. Por el contrario, si se ingiere café en el momento en que los niveles se encuentran en su pico, nos volvemos resistentes a la cafeína y necesitaremos dosis mayores para lograr el mismo efecto.

El profesional agrega que los niveles hormonales son generalmente altos poco después de despertar, pero empiezan a caer una hora más tarde. Por lo tanto, uno debe tener en cuenta la hora en que la persona se levanta para determinar el mejor momento para ingerir café.

Vale la pena agregar que, según Miller, las tasas de cortisol también aumentan en el almuerzo, y entre las 17:30 y 18:30 horas.