Seleccionar página

Dos hombres que viajaban en automóvil por un bosque de la república rusa de Bashkortostán vivieron una experiencia que los dejó aterrorizados cuando se encontraron cara a cara con una criatura nada común.

Era una noche muy fría -algo así como 15° bajo cero- y los amigos viajaban en su auto por los bancos de nieve cerca de la montaña Imerel, en los Urales. De pronto, una criatura con aspecto humanoide cruzó frente a ellos, por lo que el conductor frenó de inmediato.

Sin embargo, antes de que el vehículo se detuviera por completo, el extraño ser ya se había escondido en el bosque, no sin antes haber sido capturado por la videocámara del automóvil.

Cuando llegó a su casa y revisó la grabación, el dueño del auto pensó que estaba frente a la criatura mítica de los cuentos tártaros: el Shuralé o demonio de los bosques. Una figura de aspecto humano con el cuerpo cubierto de vello.

Los científicos que analizaron la grabación consideraron que el ser no era ningún Shuralé o yeti, y que solo debió tratarse de algún cazador furtivo que pasaba por la reserva y que se dio a la fuga luego de ser descubierto.

El autor del video asegura que la grabación es real, aunque no descarta que todo sea obra de un bromista, aunque lo extraño es que alguien estuviera a altas horas de la noche con el inclemente frío esperando en la reserva solo para bromear a los transeúntes.