Seleccionar página

Un emocionante viaje está a punto de comenzar para la nave espacial Cassini de la NASA. Los ingenieros han estado bombeando la órbita de la nave espacial alrededor de Saturno este año para aumentar su inclinación con respecto al ecuador y los anillos del planeta. Y el 30 de noviembre, tras un empujón gravitacional de Titán, la luna de Saturno, Cassini entrará en la primera fase del dramático final de la misión.

cassini-satu

Lanzada en 1997, Cassini ha estado recorriendo el sistema de Saturno desde que llegó en 2004 para un estudio cercano del planeta, sus anillos y lunas. Durante su viaje, Cassini ha realizado numerosos descubrimientos importantes, incluyendo un océano global dentro de Encelado y mares de metano líquido en Titán.

Entre el 30 de noviembre y el 22 de abril, Cassini dará la vuelta por encima y por debajo de los polos de Saturno, buceando cada siete días – un total de 20 veces – a través de la región inexplorada en el borde exterior de los anillos principales.

En muchos de estos pasos, los instrumentos de Cassini intentarán tomar directamente partículas de los anillos y moléculas de gases débiles que se encuentran cerca de los anillos. Durante las dos primeras órbitas, la nave pasará directamente a través de un anillo extremadamente débil producido por minúsculos meteoros que golpean las dos lunas pequeñas Janus y Epimetheus. Los cruces de los anillos en marzo y abril enviarán la nave espacial a través de los polvorientos tramos exteriores del anillo F.

Las órbitas de Cassini ofrecen oportunidades sin precedentes para observar el conjunto de pequeñas lunas que orbitan en o cerca de los bordes de los anillos, incluyendo las mejores vistas de las lunas Pandora, Atlas, Pan y Daphnis.

La exploración de los bordes de los anillos también proporcionará algunos de los estudios más cercanos de las porciones externas de los anillos principales de Saturno (los anillos A, B y F). Algunos de los puntos de vista de Cassini tendrán un nivel de detalle nunca visto desde que la nave espacial se deslizó justo encima de ellos durante su llegada en 2004. La misión comenzará a tomar imágenes de los anillos en diciembre, con resoluciones menores a 1 kilómetros por píxel y la exploración completa de más alta resolución de la estructura intrincada de los anillos.

Y en marzo, mientras se desliza a través de la sombra de Saturno, Cassini observará los anillos iluminado por el sol, con la esperanza de atrapar las nubes de polvo expulsadas por impactos de meteoritos.

En abril de 2017, Cassini comenzará su gran fase ginal. Después de casi 20 años en el espacio, la misión se está acercando a su fin debido a que la nave espacial se está quedando sin combustible. El equipo de Cassini ha diseñado cuidadosamente el final para llevar a cabo una investigación científica extraordinaria antes de enviar la nave espacial hacia Saturno para proteger sus lunas potencialmente habitables.

Durante su gran final, Cassini pasará a una distancia de 1,628 kilómetros por encima de las nubes mientras se sumerge varias veces a través del estrecho hueco entre Saturno y sus anillos, antes de zambullirse en la atmósfera de Saturno el 15 de septiembre, poniendo así fin a su misión.

Fuente: NASA