Seleccionar página

Bana Alabed, una niña que tuitea desde Aleppo relatando el bombardeo en la ciudad, recibió una grata sorpresa. Después de intercambiar una serie de mensajes con J.K. Rowling, la autora le regaló la colección completa de libros de Harry Potter para leer con su familia.

jkrowling

Bana Alabed es una niña siria de siete años que tiene una cuenta en Twitter con más de 93 mil followers, donde narra el día a día de la guerra que se vive en su país. Su madre, quien gestiona la cuenta, y ella vieron una de las películas del famoso mago y les fascinó, por lo que decidieron contárselo a la creadora de Harry Potter, señalando cuánto le gustaría a la pequeña leer los libros “para olvidar la guerra”.

J.K. Rowling les contestó: “Espero que leas los libros porque estoy segura de que te van a encantar”, sin saber que la niña no puede adquirirlos.

ninasiriaharry

“Le gustaría leerlos pero no los tenemos. ¿Cómo podemos conseguirlos?”, fue la respuesta de la madre.

ninasiriaharry2

Afortunadamente, un miembro del staff de la escritora tuvo una brillante idea: regalarle a la pequeña un e-book y mandárselo hasta Aleppo.

Tras el regalo, la madre de Bana envió un tuit con una foto de la niña sosteniendo un cartel de agradecimiento a la escritora, quien a su vez le respondió cariñosamente que “se mantenga a salvo”.