Seleccionar página

Es normal que nos preguntemos si va a funcionar nuestro matrimonio y sentir temor a eventos que puedan surgir en la vida de casados.

miedos casamiento

Muy seguramente, puede pasar por nuestra cabeza que con el paso del tiempo se pierdan las cosas en común, y que la emoción y entusiasmo de los primeros años cambie cuando lleguen los hijos y las obligaciones se incrementen. Es un hecho que sí habrá algunos cambios, pero el amor no tiene por qué desaparecer ni la relación se debe deteriorar. Buscar diferentes maneras de compartir y disfrutar cosas de manera conjunta es una buena idea para que se compartan intereses.

También pasa que vemos parejas amigas que están pasando por momentos difíciles o que, ya en el último de los casos, estén en proceso de divorcio. Incluso, si en nuestro hogar se vivió algún episodio de violencia y las discusiones eran moneda corriente, puede que el miedo se haga presente y pensemos que nuestra relación tome ese rumbo. En este caso, la comunicación juega un papel importante, en donde cada uno se comprometa a respetar al otro siempre y a construir una relación saludable.

Otro temor que se presenta es cuando se piensa que la vida de casados nos lleve a ser una persona diferente a la que somos, pero nada debe hacer que perdamos nuestra individualidad. Si bien, es bueno tener planes en pareja, también lo es tener tiempo para cada quien y hacer algo que nos saque de la rutina, de los hijos, de la pareja, del trabajo, sin que esto signifique que se está siendo egoísta.

miedosmatrim

Es verdad que el sexo desenfrenado de los primeros días va a apaciguarse, pero no hay ningún motivo por el cual dejen de hacerlo. Lo mejor es mantenerlo en el calendario, y pensar en cosas nuevas y divertidas que puedan sumar a la relación.

Sucede que muchas veces las mujeres suelen pensar que el tiempo va a cobrar factura y seguramente el marido buscará a alguien más joven. La realidad es que sí puede haber mujeres más hermosas y jóvenes, pero hay que poner especial atención el hecho de ocuparse de una misma. Esto quiere decir que hay que cuidarse haciendo ejercicio regularmente, cambiarse el look de vez en cuando, pero sobre todo, mantenerse vital y divertida, además de alimentar el amor.

Un tema por demás espinoso es el dinero. Si creemos que el dinero y su administración puede ser un problema en el futuro, no tenemos otra opción más que sentarnos junto a la pareja para planificar un presupuesto en común, y cuánto de lo que gana cada quien estará destinado a la individualidad, ya sea para ahorrar o para tener para los gastos personales.

Con estos consejos seguramente se vencerán los miedos más comunes que envuelve la vida de casados, por lo que hay que relajarse y sentir que todo va a estar bien.