Seleccionar página

Aunque no lo creas. Kate Hill es una mujer australiana que tras reportar un primer embarazo de mellizos, acudió al doctor diez días después sólo para enterarse que estaba embarazada de un tercer bebé.

embarazo-dos-veces

Kate Hill y su marido Pete, quienes viven en Brisbane, Australia, deseaban desde hace tiempo concebir un hijo. Sin embargo, por problemas de ovulación de Kate, ese sueño no había podido concretarse, por lo que se estaban sometiendo a un tratamiento hormonal para lograr la concepción.

De esta forma, Kate quedó embarazada de mellizos, y hasta ahí, todo parecía transcurrir con normalidad.

Lo sorprendente ocurrió cuando Kate acudió a una cita con su ginecólogo 10 días después, quien le informó que tenía un segundo embarazo. Pero aquí no acaban las sorpresas; según Kate y su marido, en ese lapso de tiempo solo tuvieron relaciones en una ocasión, por lo que los espermatozoides debieron esperar 10 días para fecundar un nuevo óvulo, algo realmente sorprendente.

“Me embaracé y mi cuerpo espontáneamente liberó otro óvulo, dándole a los embriones diferentes etapas gestacionales”, explicó Kate.

Desafortunadamente, la pareja perdió a uno de los bebés al principio del embarazo, pero Olivia y Charlotte nacieron sanas dos días antes de la fecha que se había programado para la cesárea. Las dos pequeñas presentaron diferencias en talla, peso y tipo de sangre.

Este fenómeno se conoce como embarazo superfetal, es decir, quedar embarazada cuando ya se está embarazada, y sólo se conocen otros diez casos similares en todo el mundo.