Seleccionar página

Olvida todo lo que sabes de Barbie; según la visión de la fotógrafa canadiense de origen sudafricano Mariel Clayton, la muñeca del cuerpo escultural y la sonrisa encantadora no es tan dulce ni tan perfecta como nos han enseñado a creer…

barbie-clay4

Mariel Clayton es una fotógrafa nacida en Ontario que encontró su inspiración durante un viaje a Tokio; seducida por el arte del “netsuke” – esculturas en miniatura que fueron inventadas en en el siglo XVII en Japón-, decidió contar su propia versión de la historia de la muñeca que más ha estereotipado a la mujer: Barbie.

barbie-clay2

Así, a través de su lente, la muñeca cobra vida de una manera totalmente diferente a la tradicional. En sus imágenes, Barbie no es la ama de casa felizmente emparejada con Ken, ni la escultural modelo que viste perfecto en la pasarela, o la amiga “cool”  que todos quieren tener. Por el contrario, en sus fotos, Clayton retrata la parte más oscura de la rubia, la perfecta novia americana que nunca te gustaría tener.

barbie-clay6

Suicida, asesina, sadomasoquista, necrófila, parricida, drogadicta y otras linduras, es lo que muestran las provocadoras imágenes de Clayton, quien sostiene que el origen de su atípico y macabro trabajo no se debe al hecho de haber tenido una infancia difícil o haber sido abusada, tampoco de ser una persona psicológicamente inestable, rara o diabólica. Solo busca compartir su humor (bastante negro, por cierto) con otros.

barbie-clay3

Aunque dice no pretender hacer llegar ningún mensaje con su trabajo, la artista transmite con sus imágenes una protesta contra los convencionalismos y los estereotipos dictados por la sociedad sobre lo que una mujer perfecta debe ser, sacando a la luz los más oscuros secretos que una cara bonita puede esconder. ¿Impactante, no crees?

barbie-clay1