Seleccionar página

Haber hecho comentarios polémicos en Facebook le costó al joven estadounidense de 18 años de edad, Justin Carter, ser acusado por un juzgado de EEUU de amenaza terrorista en tercer grado en 2013 y condenado a 8 años de prisión.

facebook-terrorismo-justin

Pese a que el joven ya ha salido de la cárcel gracias a la fianza de un donante anónimo, sus padres no pierden la esperanza de recoger más de 300 mil firmas a través de la página Change.org, que les faltarían para llevar el caso de su hijo hasta la presidencia de EEUU.

Justin, un apasionado fan de videojuegos, escribió en una conversación con otros usuarios de Facebook algo que le arruinó la vida a comienzos de 2013: “Estoy jodido de la cabeza, sí, creo que voy a disparar en una guardería (…) y ver cómo corre la sangre de los inocentes” decía su post en la red social en una página para admiradores de videojuegos.

De acuerdo con el portal Gizmodo, su comentario pareció ser bastante amenazador para un usuario anónimo de Canadá, como para ponerse en contacto con las autoridades canadienses y demandar al joven. Poco tiempo más tarde Justin fue detenido por la policía estadounidense en la ciudad de San Antonio, donde vivía junto a sus padres.

Aunque los informes policiales indican que la acusación se definió como amenaza terrorista por haber cumplido con dos requerimientos de la ley estatal: tener la intención de colocar al público o a un grupo de personas bajo el temor de lesiones corporales graves y de llevar a cabo algún altercado público, la abogada del joven insiste en que es inocente.

De acuerdo con la letrada y los padres de Justin, su comentario no se trataba de una amenaza terrorista sino de una broma y el sarcasmo es una de las características inherente de la personalidad de su hijo. “Cualquiera que entienda la lengua inglesa sabe que si alguien dice, ‘estoy jodido de la cabeza, si…’, se trata de una frase preparatoria en respuesta a otra frase anterior.

Presumiblemente alguien le dijo que ‘estaba jodido de la cabeza’ o alguna palabra similar”, dijo su abogado, Don Flanary. Por su parte. el padre comunicó que en la captura de pantalla, que se utilizó por la policía como única prueba de la culpabilidad del joven, faltaban varios comentarios de Justin como LOL y J/K que significan que el adolescente no estaba hablando en serio. Resulta que tal vez su acusador desconocido de Canadá hizo dicha captura sin esta parte.

Fuente: SputnikNews