Seleccionar página

Los millennials son una generación de jóvenes con un código especial que los dotó de sorprendentes habilidades tecnológicas, son estudiantes con buenos resultados en general y tienen un carácter independiente que se asocia con la rebeldía. Entonces, ¿cuál es la estrategia de reclutamiento para ellos? ¿Acaso debe ser diseñada tal cual?

millennials 3

Es correcto. Los individuos de la también llamada “Generación Y” (nacidos entre 1980 y 2000), tienen la mentalidad de ser parte de una empresa, pero su paso sería temporal; no tienen en mente permanecer mucho tiempo. Sobre todo si su plan de carrera no proyecta crecimiento y no son valorados en una compañía. Es tan sencillo como: si la oferta no aporta a lo personal y laboral, no les interesa.

Cuando se busca contratar a un millennial, se deberá recurrir a medios poco tradicionales, debido a que no suelen postularse en empresas de recursos humanos. Las redes sociales son un mundo para ellos. Sus perfiles de LinkedIn cumplen con todos los detalles. También se verán tuiteando las noticias del momento. Ahí están, en su universo tecnológico.

Todo reclutador deberá amoldarse a este rol juvenil, hablar su lenguaje y ofrecer empleos que se alineen con sus intereses.

Y es que, según reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los millennials representan actualmente una cuarta parte de la población en México, de ahí la importancia de conocerlos e incorporarlos a las organizaciones.

Los millennials conocen milimétricamente a los nuevos clientes de cualquier empresa. Entienden las necesidades del mercado y se capacitan con velocidad. Es por ello que las grandes compañías los buscan para que aumenten las estadísticas en cuanto a la fuerza laboral que representan. Cuando son incluidos en la toma de decisiones importantes de una empresa, saben que aportan un valor agregado.