Seleccionar página

Sí, aunque no lo creas; una joven estadounidense ha demandado a la empresa Inditex, propietaria de la marca de ropa Zara, luego de que su vestido trajera un inusual “detalle” cosido al dobladillo.

vestido-zara2

Cailey Fiesel de 24 años de edad es una joven neoyorquina que denunció haber encontrado un pequeño roedor muerto de aproximadamente 5 cm cosido al dobladillo de su recién estrenado vestido marca Zara, cuya etiqueta indica haber sido elaborado en Turquía, y que adquirió por 40 dólares en la sucursal de la marca en Greenwich.

La joven quiso lucirse para ir a la oficina y se puso la prenda, sin embargo, luego de unas horas señaló haber sentido una especie de hilo que le molestaba a la altura del dobladillo, por lo que intentó jalarlo. Para su tremenda sorpresa al pasar la mano sintió un inusual bulto y, pensando que podía ser el sensor que se habían olvidado de retirar, le dio la vuelta al vestido solo para darse cuenta que era ¡un ratón!.

Tras esto, Fiesel decidió demandar a Inditex no solo por “daños emocionales”, sino también por la erupción en su piel que le provocó el roedor, conocida como “enfermedad de roedores”.

Por su parte, Zara ha respondido que está investigando el caso, sin embargo señala que sus controles de calidad son estrictos, además de que la factura de la prenda es del pasado julio, por lo que el roedor pudo llegar ahí en cualquier momento posterior a la venta.

Ahora serán los tribunales los que decidan quién tiene la razón, o si es uno más de los montajes de internet realizados por algunos para sacar provecho de las grandes empresas.