Seleccionar página

El cirujano bariátrico José Antonio Castañeda Cruz, experto en manga y bypass gástrico, informó que mediante un tratamiento médico integral buscan salvar la vida de Juan Pedro Franco, que con 500 kilos de peso es considerado ahora el hombre más obeso del mundo.

mex-obe

El especialista del centro Gastric Bypass México aseguró que un equipo de expertos, de diferentes disciplinas médicas, hará todo lo científicamente posible para cambiar el panorama a este paciente y mejorar su expectativa de vida.

Se trata de un paciente con obesidad extrema que tiene muchas posibilidades de enfrentar complicaciones serias y mortales antes, durante y después del tratamiento. “Eso lo dejamos claro a la familia y al propio Juan Pedro”, advirtió.

Castañeda Cruz mencionó que Juan Pedro, de 33 años de edad, tiene el mayor peso reportado en el planeta, de tal forma que este paciente, originario de Aguascalientes, padece enfermedades relacionadas con la obesidad mórbida como problemas pulmonares y diabetes.

La idea de trasladarlo a Guadalajara es para vigilarlo de cerca y hacerle una valoración multidisciplinaria que incluye psicólogo, nutriólogo, cardiólogo, internista, entre otros especialistas.

“La finalidad es estabilizarlo, someterlo a un tratamiento de pérdida de peso no quirúrgico en los próximos seis meses, una vez que logremos bajarlo en 30 o 40 kilos se le podría hacer una cirugía, ahorita no porque representa un riesgo muy grande”, apuntó.

El experto comentó que en estos seis meses estará bajo una estricta supervisión médica porque “tenemos que actuar de manera inmediata pero segura, todavía no decidimos bien la operación que le haremos, probablemente será una manga gástrica y después un cruce duodenal”.

Insistió en que las posibilidades de morir son elevadas, por lo que primero hay que bajarlo de peso para reducir problemas quirúrgicos y es importante que la gente sepa del serio problema que implica la obesidad.

Para el traslado de Juan Pedro de Aguascalientes a Guadalajara se tuvo que modificar un vehículo que pudiera llevarlo, además en estos seis meses se adecuará el hospital desde los ingresos hasta la cama y mesa de quirófano.

También dio a conocer que pedirán apoyo al Zoológico de Guadalajara para realizarle algunos exámenes que no sea posible hacerlos en un hospital.

“Tomografías que puedan soportar su peso, incluso pesarlo, tenemos que echar mano de esa parte, es un absurdo o motivo de curiosidad pero se tiene que llegar a eso”, aseveró.

Alertó que para llegar al peso de este paciente no se requiere tener un padecimiento que lo provoque, es decir, el sedentarismo y una mala alimentación puede llevar a cualquier persona a alcanzar niveles mórbidos de obesidad.

(ntx)