Seleccionar página

El Buen Fin ya está aquí y seguramente ya has estado checando precios y visitando tiendas participantes. Es probable que a estas alturas te encuentres cansado y fastidiado de las aglomeraciones y aún no encuentres eso que estás buscando. La solución: comprar por Internet.

compras-online

Este Buen Fin, muchos comercios se han unido a la iniciativa lanzando promociones únicas para compras online, por lo que es muy aconsejable que antes de comprar físicamente, cheques también los precios y ofertas que se manejan en compras electrónicas.

Para asegurarte que tu compra sea exitosa y tu Buen Fin no se convierta en una mala experiencia, aquí algunos tips para una compra en línea segura:

1. Recuerda que los bancos no piden información por Internet. 

Estos días muchos comercios han enviado boletines informativos con sus ofertas e incluso los bancos también han informado las promociones por comprar con tarjeta de débito o crédito, todo lo cual es bastante normal. Lo que no es normal, es que te llegue algún correo o notificación solicitándote que proporciones tus datos personales, que entres a alguna liga para verificar tu número de tarjeta o clave de seguridad. Si sucede esto, haz caso omiso y reporta esta situación a Condusef y a la Policía Cibernética.

2. Cerciórate que la página sea segura.

Esto se puede verificar de diversas maneras. Una es checando que el inicio del código de la dirección del sitio tenga una “s”, es decir, que aparezca como https://. Otra forma es que en la barra de dirección aparezca un candado, lo que indica que es un sitio seguro.

Por último, te puedes asegurar que la página del comercio cuente con el sello de confianza de la Asociación Mexicana de Internet, A.C. (AMIPCI).

3. No uses computadoras públicas.

Bajo ninguna circunstancia realices compras online en cibercafés o computadoras públicas. Tus datos podrían quedar grabados o la sesión abierta, lo que podría conducir a que hagan un uso fraudulento de ellos.

4. Guarda tus comprobantes.

En toda compra online se emite un comprobante digital. Aunque no hay necesidad de imprimirlo (por aquello de la ecología y la filosofía paperless), sí es necesario que lo guardes, ya sea en tu disco duro, en una memoria externa, o ambas. Una vez que te llegue el estado de cuenta, verifica que esté correctamente aplicada la compra que realizaste.

5. Desconfía de las ofertas increíbles.

Si una oferta o promoción es demasiado buena para ser verdad, desconfía. A menos que provenga de una tienda plenamente establecida y ampliamente reconocida por la comunidad, este tipo de ofertas son completamente engañosas y el engancharte con ellas, sólo te traerá malos ratos en el futuro y posibles denuncias ante Profeco una vez que no te cumplan las condiciones que prometieron.

6. Actualiza tu antivirus.

A fin de que pueda detectar posibles malwares, spywares y otras amenazas, antes de realizar tu compra verifica que tu antivirus esté actualizado y corre un proceso de detección. Una vez realizadas tus compras, vuelve a ejecutar el comando.