Seleccionar página

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) intervino para que la empresa Dell respete el precio de 679 pesos exhibido en la promoción de computadoras laptop modelo “Alienware”, que ofreció en su tienda en línea por error.

dell-error-2

El organismo señaló que se ha solicitado a la empresa que entregue los equipos ofertados a aquellos clientes, que con la publicidad vigente, recibieron un correo de confirmación que acredita su compra por parte de la empresa.

La Profeco señaló que se le hizo un requerimiento de información a Dell para conocer cuánto tiempo estuvo la publicidad en la página, qué acciones tomó para corregir el error que ocasionó la confusión en los consumidores y los mecanismos para atender al público que considera vulnerados sus derechos.

Además, se citaron a los representantes de la empresa para comparecer en la Profeco y así atender de inmediato todas las quejas que se han presentado sobre este tema; en las últimas 48 horas se han recibido 202 consultas a través de redes sociales, el Teléfono del Consumidor y las delegaciones de la Procuraduría en el país.

De manera adicional, se pidió a la compañía que mejore sus mecanismos de atención al público, en particular en temporadas de alto consumo como El Buen Fin.

Aquellas personas que no consolidaron la operación de compra-venta por Internet de estos equipos, porque la promoción ya había sido corregida en la página citada, tienen derecho a presentar una queja ante la Profeco en la que se analizará cada caso concreto para hacer respetar sus derechos, expone el comunicado.

Cabe recordar que el pasado martes 15 de noviembre, en la página de Dell México se registró un error en el que se ofertaron laptops modelos Alienware, XPS e Inspiron entre otros por un precio de tan sólo 679 pesos.

Al ver la “ganga”, numerosos clientes aprovecharon la oportunidad y adquirieron una computadora. Sin embargo más tarde, la compañía emitió un comunicado señalando que todo se debía a un error en su página, en el que sólo se cobraba el gasto de envío más no el producto, por lo que “en cumplimiento de las disposiciones de protección al consumidor en México, se ha procedido a tener el acercamiento pertinente con la autoridad y se han cancelado las solicitudes de pedido”, lo que provocó el enojo de los usuarios, quienes se quejaron ante Profeco con los resultados ya citados.