Seleccionar página

El escritor, dramaturgo, poeta y periodista portugués José Saramago, ganador del Premio Nobel de Literatura 1998, es recordado por el compromiso social con el que interrogó la historia de su país y las motivaciones humanas.

img_20161116_162628

Nació en Azinhaga, Ribatejo, Portugal, el 16 de noviembre de 1922, en el seno de una familia de campesinos sin tierras, de nombres José de Sousa y María da Piedade.

Saramago tuvo una infancia llena de carencias, por lo que desde muy chico trabajó en un taller de cerrajería para ayudar a mantener su casa. Su madre fue quien inculcó en el autor la necesidad de aprender al regalarle su primer libro.

A los 21 años, Saramago ya era jefe administrativo en la industria metalmecánica y en la Caja de Subsidio de Familia del personal de la industria mecánica.

Mientras que en su vida personal tenía 22 años cuando se casó con la pintora Ilda Reis (1923-1998).

En 1947 publicó su primera novela, titulada “Tierra de pecado”, texto de corte realista que no incluyó en su bibliografía.

En 1966 publicó “Los poemas”, y en 1970 el poema “Probablemente alegría”, ambos abordaban temas del amor y erotismo, renovando el lenguaje poético tradicional.

Su producción literaria en forma se inició con “El año 1993”, que publicó en 1975; le siguió su novela de gran rigor estilístico “Manual de pintura y caligrafía”; en 1978 escribió los cuentos “Casi un objeto” y para 1980 se reveló como un gran escritor con su obra “En alzado del suelo”.

Con una prosa poética y una técnica narrativa propia de la tradición oral, trazó un gran fresco de la sociedad alentejana y dio muestras de haber alcanzado la madurez estilística superando la tradición neorrealista de la novela rural.

Siguieron obras de gran interés como “El año de la muerte de Ricardo Reis” (1984) y “La balsa de piedra” (1986), “Historia del cerco de Lisboa” (1989), “El evangelio según Jesucristo” (1991) y “Ensayo sobre la ceguera” (1995).

En la última, el autor vierte planteamientos éticos y advierte sobre “la responsabilidad de tener ojos cuando otros los perdieron”.

Saramago, escéptico pero solidario, reflexionó en esta novela sobre si cabría la esperanza tras este nuevo milenarismo que la humanidad está viviendo.

En 2001 publicó una segunda parte de sus “Cuadernos de Lanzarote” y un cuento infantil escrito 25 años antes, titulado “La flor más grande del mundo”.

En 2007 nació la Fundación José Saramago para preservar su obra y patrimonio literario. Dos años después público su última novela, “Caín”, que recorre varios pasajes del Antiguo Testamento.

José Saramago falleció el 18 de junio de 2010, en su residencia de Tías en España, a causa de una leucemia crónica.

El 1 de marzo de 2012 fue presentada su novela “Claraboya”, obra perdida del escritor portugués, que entregó a una editorial portuguesa en 1953.

(ntx)