Seleccionar página

A todos nos ha pasado que tenemos un suéter, un abrigo o alguna otra prenda favorita, y a pesar de todos nuestros esfuerzos, se le forman las horribles “bolitas”  que la hacen lucir vieja y descuidada. Para que esto ya no te pase, aquí te damos algunos consejos para deshacerte para siempre de las horribles “bolitas”.

bolitas-ropa2

1.- Primero que nada hay que saber que las “bolitas” se forman mayormente en la ropa de tejidos sintéticos, debido a que este tipo de prendas van desprendiendo fibras que en lugar de caerse, como en los tejidos naturales, se quedan adheridos a la ropa. Por eso siempre fíjate en las etiquetas la composición de la prenda, y prefiere los tejidos naturales, como el algodón, sobre los sintéticos.

2.- Para evitar que le salgan bolitas a la ropa de lana, debes poner la prenda antes de estrenarla en una bolsa de plástico en el congelador, hasta que esté congelada. Después se descongela y lo normal es que ya no salgan o por lo menos, tarden mucho más en hacerlo. Además, hará que la prenda pique menos.

3.- Continuando con la ropa de lana, también puedes probar a frotar suavemente una fibra esponja verde – de las que utilizamos en la cocina para lavar los platos, asegurándonos de que esté bien seca – sobre las partes donde están las tan molestas bolitas. Después de algunos minutos, verás que la fibra esponja arrancará las bolitas sin dañar la prenda.

4.- Para evitar la aparición de bolitas, debes colocar las prendas en diferentes bolsas de tela, separándolas por tejidos, antes de meterlas en la lavadora. Igualmente se recomienda la utilización de un suavizante que sea de calidad para garantizar que las prendas queden perfectamente hidratadas y de esta manera, lograr que se desprenda de ellas la menor cantidad de tejido posible.

5.- Si ya tiene bolitas, puedes optar por probar a quitarlas con cinta adhesiva o con una de esas máquinas que venden especialmente para este efecto, o pasar un rastrillo con mucho cuidado sobre la ropa, previamente colocada sobre una superficie plana.