Seleccionar página

El Vaticano cada día da muestras de su interés en la ecología, si hace poco anunció que su árbol de navidad será iluminado por luces LED de bajo consumo, ahora ha anunciado la apertura de una “isla ecológica”, una zona especialmente dedicada a la recolección de residuos selectos.

vaticano-verde2

La zona, que ya se encuentra funcionando, está ubicada junto a la Torre San Giovanni de los Jardines Vaticanos, y en ella se recibirán inicialmente los desechos de papel y cartón producidos tanto por las oficinas como por las habitaciones del Estado papal.

Y es que, pese a ser el país más pequeño del mundo, con una población que no supera los 300 habitantes, produce una cantidad de basura que aunque discreta, requiere un manejo especial, producto del trabajo en las oficinas de la Curia Romana, que da empleo a 4 mil trabajadores.

De hecho, el Vaticano cuenta con una oficina especial de Limpieza Urbana y Jardines, que se ocupa de la manutención y el decoro interno. Desde hace dos años esa sección se ha encargado de distribuir equipo especial para la selección de residuos.

Ahora, luego de haber identificado una zona ideal para ese propósito, la Dirección de los Servicios Técnicos llevó a cabo los trabajos necesarios para adecuarla a las exigencias de las islas ecológicas, donde se posicionarán también los contenedores especiales para cada residuo que después serán levantados por los camiones para ser llevados a varios puntos de recolección.