Seleccionar página

Mientras el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, era entrevistado por fiscales suecos sobre supuestos delitos sexuales cometidos por él, su gato vigilaba la ventana de la Embajada de Ecuador en Londres.

gato-assange

Los reporteros de los medios de comunicación, que esperan cerca del edificio el resultado de las conversaciones, fueron sorprendidos por la aparición del famoso gato, quien, debido a la formalidad de la ocasión, llevaba puesta una corbata rayada con un cuello blanco.

El gato, que hace cerca de 6 meses vive en la embajada ecuatoriana, tiene sus propias cuentas de Twitter e Instagram, donde comparte momentos de su vida con Julian Assange.

El fundador de WikiLeaks, de 45 años de edad, fue detenido en Londres en diciembre de 2010 a petición de Suecia, que exige su extradición para juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

Liberado bajo fianza y tras agotar todos los recursos para evitar la extradición, el fundador de WikiLeaks pidió asilo en la embajada de Ecuador el 19 de junio de 2012 y permanece allí hasta el momento. La verdadera razón de evitar la justicia sueca radica en la posibilidad de extradición a EEUU, donde podría ser juzgado por revelar datos secretos del país norteamericano y ser condenado a decenas de años de cárcel.

Fuente: SputnikNews