Seleccionar página

Para algunos podría resultar perfectamente razonable que alguien le tenga temor a las serpientes. Pero, ¿qué sucedería si alguien le tuviera terror al dinero, a los adolescentes o a un color en específico? 

fobias

Muchas personas sufren de miedos que en casos extremos se transforman en una auténtica fobia. El terror es tal que puede alterar el comportamiento cotidiano hasta situaciones que aunque a muchos les resultarían graciosas, conducen a sus protagonistas al terror y al llanto.

Existen algunas que se podrían definir como más comunes, pero también existen miedos o aversiones raras y hasta inexplicables. Incluso hay unas que resultan casi increíbles, pero que existen y que necesitan de trabajo psicológico para ser curadas. Aquí una lista de doce fobias muy extrañas:

1.- Ecofobia: Miedo al hogar. En ocasiones causada por un abandono paterno en la infancia y que se traduce en el temor a estar solo en casa.

2.- Crometofobia o crematofobia: Es el miedo al dinero y valores de capital. Los expertos señalan que esta fobia no es algo pasajero, sino persistente e injustificada en quienes la padecen. Por otro lado, está la aurofobia, que es el miedo al oro.

3.- Somnifobia: Miedo irracional a quedarse dormido. Se asocia con la razón de no volver a despertar. La gente que lo padece teme morir mientras duerme o a sufrir pesadillas. Además, evita dormir por el temor a perder tiempo valioso.

4.- Efebofobia: Miedo a la gente joven. Los sujetos se sienten amenazados ante la proximidad de los más jóvenes. Es una de varias fobias vinculadas con grupos de edad.

5.- Coulrofobia: Miedo a los payasos. Es bastante común, sobre todo en los niños. El “payaso tenebroso” es parte de la cultura popular, como Pennywise de “Eso” o El Guasón de “Batman”. Una fobia que ha resurgido con fuerza en las últimas fechas.

6.- Trezidavomartiofobia: Temor al número 13. Muchas personas son supersticiosas acerca del número trece, pero algunas padecen esta fobia. Está relacionada con el temor al viernes 13 (Paraskavedekatriafobia). Las temerosos de este número evitan su uso a toda costa.

7.- Cromofobia: Miedo a los colores. Los que la padecen pueden temer a todos los colores o sólo algunos. La melanofobia es el temor al negro; la leucofobia, al blanco; la eritrofobia, al rojo.

8.- Papirofobia: Es un temor irracional ante el papel. Se presenta en distintas formas; algunos pacientes temen al papel seco, otros al papel húmedo.

9.- Turofobia: Miedo al queso. Las personas que sufren esta fobia no pueden ver un simple pedazo de queso, ya sea de un tipo o en particular, como el mozarella o el cheddar, o temen al queso en general. Esto se debe a una experiencia traumática sufrida con anterioridad.

10.- Omfalofobia: Miedo a los ombligos. Quienes padecen esta condición, odian que les toquen su ombligo o tocar el ombligo de alguien más. Las personas asocian el ombligo a la relación madre-hijo, cordón umbilical y vientre materno. A estas personas les causa repulsión ver o pensar en ombligos.

11.- Uranofobia: Miedo al cielo. Hay temor al cielo y a la vida después de la muerte. Éste se desata gracias a la idea religiosa del juicio después de la muerte para irse el cielo o el infierno.

12.- Fobofobia: Se trata de un paradójico “miedo al miedo”. Los pacientes temen contraer una fobia que merme su calidad de vida o los incapacite.