Seleccionar página

Acompañar la educación de nuestros hijos es muy importante, y ayudarlos con la tarea es uno de los modos en que mejor podemos involucrarnos en el día a día de sus actividades escolares.

padre hijo tarea 2

No se trata de hacer la tarea por ellos ni de quitarles la oportunidad de aprender; existen modos de ser parte que beneficiarán a los pequeños. Veamos algunos consejos acerca de las mejores formas de ayudar a los niños con su tarea:

Elección del momento y el lugar

Será beneficioso elegir un lugar de la casa en donde no haya distracciones como un televisor o el teléfono. Dispón la organización de este rincón de tal manera que todos los útiles y materiales (papeles, lápices, libros, computadora) estén bien organizados y al alcance de la mano, y que el niño pueda participar de este orden y sacarle provecho.

Monitorear la tarea escolar en equipo

Una buena sugerencia es concertar un encuentro con el maestro o maestra de nuestro hijo para saber claramente cuáles son sus expectativas y guías respecto al involucramiento de los padres respecto a las tareas escolares. Cada equipo de padres y maestros deberá decidir cuál es el mejor modo de acompañar el aprendizaje de cada niño desde la casa y la escuela.

Ofrecer asistencia y guía

Presta atención al ánimo de tu hijo cuando realice sus tareas escolares para estar atento a sus niveles de frustración. Si el niño se frustra regularmente, su rendimiento bajará. Ayúdalo manteniendo organizados sus materiales y un cronograma de proyectos y sus fechas de entrega.

padre hijo tarea 3

Comunicación con los maestros

Alienta la comunicación fluída con el maestro o maestra de tu hijo vía correo electrónico, teléfono o en encuentros personales, para estar al tanto de las preocupaciones y dudas que cada uno tenga y así poder ofrecer una mejor ayuda al desarrollo académico de tu niño.

Alentar la aplicación de lo aprendido 

Encuentra modos creativos de hablar sobre lo aprendido en la escuela y en las tareas escolares, y buscar cómo expandir esos conocimientos a la casa y la vida por fuera de la escuela, para que el niño le encuentre un sentido mayor a su aprendizaje.

Evitar hacer la tarea de los niños

Hacer la tarea por ellos genera desaliento y falta de voluntad en los niños, y la sensación de que ellos no pueden hacer las cosas por sí mismos. Ayúdalos y guíalos pero no interfieras en sus procesos de aprendizaje.