Seleccionar página

Científicos descubrieron una nueva especie de dinosaurio, de la inusual familia de oviraptorosaurios, a partir de un fósil extraordinariamente completo que data de hace unos 72 millones de años y fue descubierto en la ciudad china de Cantón.

dinosaurio-emplumado

El elevado estado de conservación de los restos permitió a los investigadores identificar que el dinosaurio pudo haberse estrellado en el suelo pues estaba en una curiosa posición con la cabeza elevada, el cuello en arco ascendente y las alas extendidas hacia los lados.

El esqueleto fosilizado, de alrededor de un metro de largo, fue descubierto por trabajadores en un sitio de construcción en Cantón, en el sur de China, cuando estaban dinamitando el terreno, refiere el equipo de paleontólogos de China y Reino Unido.

El espécimen fue nombrado Tongtianlong limosus, que significa “dragón fangoso en el camino al cielo”, indica el doctor Stephen Brusatte, paleontólogo de la Universidad de Edimburgo, Reino Unido.

El Tongtianlong limosus tiene características ligeramente diferentes en su cráneo respecto a sus parientes, pero es igualmente breve, profundo, tiene pico en lugar de dientes.

Durante el periodo Cretácico, Ganzhou era una selva caliente, húmeda, con imponentes plantas, por lo que había mucho lodo, y era hogar de diversas especies.

“Es casi del tamaño de una oveja y es parte de un grupo de dinosaurios con plumas, como un ave”, dice Brusatte y agrega que “eran básicamente el último grupo de dinosaurios que florecieron antes del asteroide que golpeó la Tierra”.

Los oviraptorosaurios son un grupo extraño de dinosaurios terópodos similares a las aves, que divergieron de familiares cercanos mediante el desarrollo de adaptaciones de alimentación peculiares.

Alguna vez fueron los más misteriosos de los dinosaurios, sin embargo ahora los oviraptorosaurios están siendo mejor comprendidos con el hallazgo de nuevos fósiles en Asia y en América del Norte, de hecho Cantón está convirtiéndose en una rica fuente de este tipo de restos.

Los investigadores afirman que este fósil es particularmente especial porque proporciona una visión de la transición evolutiva de los dinosaurios a las aves.

(ntx)