Seleccionar página

Estás a punto de ponerte tu blusa favorita cuando de repente notas una nada agradable mancha de sudor, ¿te suena conocido? Aunque nos esforcemos, estas manchas parecen aparecer de la nada y son muy difíciles de eliminar, pero con estos tips podrás deshacerte de ellas de una vez por todas.

manchas-sudor

Las manchas de sudor aparecen debido a una reacción entre los productos antitranspirantes y las sales presentes en el sudor. La mayoría de los antitranspirantes contienen compuestos de aluminio para reducir la humedad y es este compuesto el causante de estas antiestéticas manchas de sudor.

– Para eliminar las manchas de sudor de tu ropa blanca puedes utilizar peróxido de hidrógeno. Para ello, remoja la mancha en una mezcla a partes iguales de agua y peróxido de hidrógeno durante media hora. Lava con agua fría y seca al aire. Si la mancha es aún visible, aumenta la cantidad de peróxido de hidrógeno en el agua, deja remojar durante otros treinta minutos y luego lava con agua fría.

– También se pueden tratar frotando directamente las manchas de sudor con un paño blanco mojado en agua y vinagre, para luego dejar secar.

– Otra opción es poner la prenda a remojar con un buen puñado de sal y un chorro generoso de alcohol. Y después, a la lavadora.

– Otro truco para quitar manchas de sudor es lavar la ropa usando una mezcla de detergente y una taza de bicarbonato. Además de bueno para eliminar las manchas de sudor, el bicarbonato eliminará su olor característico.

Para evitar manchas futuras, es mejor lavar las prendas rápidamente después de cada uso. Dejar que queden en el cesto de la ropa sucia durante días les da a las manchas la oportunidad de asentarse. Si la mancha es provocada por un antitranspirante o desodorante, asegúrate de aplicar una capa muy delgada del producto sobre tu piel, y siempre espera algunos minutos a que el producto líquido o cremoso se seque antes de vestirte. Estos dos pasos reducirán la probabilidad de que el producto se quede en tu ropa.