Seleccionar página

Mentirosos hay en todas partes, y muchos de ellos lo hacen tan bien que es difícil darse cuenta que no dicen la verdad. Pero ¿cuáles son los rasgos que definen a un mentiroso?

mentiroso 1

Suele ser inconsistente

Para saber si alguien miente, busca errores en lo que está diciendo. Presta atención y fíjate si hay algo que no corresponde con lo que está hablando. Si por ejemplo, el potencial mentiroso te dice que un día estuvo en un lugar pero un tiempo después cambia su versión, es señal muy clara de que estás frente a una mentira.

No le cuenta a todos lo mismo

Otro de los rasgos que definen a un mentiroso es su capacidad de contar historias diferentes de acuerdo a quien las escuche. Si tienes dudas sobre algún conocido y tienen amigos en común, la solución es sencilla, pues bastará con preguntarle a dichos amigos sobre lo que el mentiroso te contó y comparar con las historias que ellos escucharon. Si son totalmente diferentes es señal de que las mentiras gobiernan su vida.

Pero ¿por qué hace esto? Pues bien, puede tener diferentes motivos para mentir tales como salir airoso de una discusión o de un problema e incluso enfrentar amigos o familiares para obtener provecho. Puede ser también que trate de llamar la atención con historias inventadas que obliguen a quienes lo rodean a admirarlo y a prestar atención a sus logros ficticios.

mentiroso 3

No esperan actitudes sorpresivas

El mentiroso, sobre todo si es patológico, hace de sus mentiras una forma de vida, y las cuenta tan bien que se convierte en experto en el tema; sin embargo, la cosa cambia cuando quien los escucha hace o dice algo inesperado que los descontrola.

Presta atención a sus expresiones

El mentiroso se caracteriza por mostrar una sonrisa falsa todo el tiempo. Además tiene gestos que son distintivos como rascarse la nariz, tirar del lóbulo de su oreja o juguetear nerviosamente con su pelo. Inclusive algunos mentirosos no pueden mirar mucho tiempo a los ojos, pues desvían a los pocos minutos la mirada y no la fijan en ningún punto en particular.

Estos rasgos y actitudes que definen a un mentiroso, pueden resultarte un tanto dificultosos de detectar al principio, pero con el tiempo y la práctica, sabrás perfectamente quien te miente y quien te dice la verdad.