Seleccionar página

Uber Technologies, una de las principales empresas que ofrece la contratación de servicios de transporte privado a través de dispositivos móviles inteligentes, anunció la aplicación de tres nuevos cargos por cada viaje que realicen sus usuarios en la Ciudad de México.

uber2

A partir del viernes pasado, Uber implementó el cobro de una tarifa de dos pesos cuando se solicite un servicio a fin de financiar, con esos recursos, diversas iniciativas para mejorar la seguridad de su servicio, así como otros costos operativos de la compañía.

La empresa además comenzó a cobrar otra tarifa de 3.60 pesos por viaje para cumplir con la regulación que impuso la autoridad de la capital del país a las empresas tecnológicas de transporte, como Uber, Easy Taxi, Cabify o Yaxi, entre otras.

Finalmente, la empresa también sumará a la tarifa que cobre una cuota equivalente a 1.5% del precio final de cada viaje, como parte de la aportación que tiene que hacer el usuario y la empresa al Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón.

“”Después de tres años de operación en la Ciudad de México nuestro negocio ha evolucionado””, dijo Uber en un comunicado. “”También lo han hecho los costos asociados a ofrecer un servicio de transporte seguro, confiable y que cumpla con lo dispuesto por la regulación establecida para el servicio privado de transporte con chofer””.

En julio del año pasado, el gobierno de la Ciudad de México emitió los lineamientos para regular el servicio de transporte privado de pasajeros que se contrata mediante aplicaciones que corren en dispositivos móviles y plataformas informáticas.

La regulación nació a partir de las protestas contra los sistemas de contratación de transporte privado –como el de Uber o Cabify– por parte de dueños de taxis convencionales.

Para estos prestadores del servicio tradicional de transporte privado, los nuevos sistemas digitales representaban una competencia desleal por no enfrentar y pagar los requisitos a los que ellos sí están sujetos para operar en la capital del país.

De ahí que para eliminar esa oposición, las autoridades de la Ciudad de México crearon nuevas reglas de operación a las empresas de tecnología del transporte, que implicaron al menos dos de los tres cobros que hoy reveló Uber.

De hecho, los recursos que reciba el Fondo para el Taxi los destinará el gobierno de la capital a mejorar el servicio de los taxis tradicionales y para otras actividades relacionadas con el transporte de la Ciudad de México.

Uber agregó en su comunicado que dos de los nuevos cargos no aplicarán en los viajes que inician en la zona conurbada del Estado de México, ya que ahí no existe la regulación que aplica el gobierno de la capital.

Los usuarios de Uber dijeron sentirse un tanto cuanto asombrados por los nuevos cobros.

““¿Me sorprendió? Sí, pero aun así he decidido seguir usando el servicio””, dijo Tania Martínez, una economista e instructora de yoga que vive en la capital del país. “”Ahora lo que espero que es el gobierno nos diga en qué se van a gastar esos fondos””, agregó.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx