Seleccionar página

En las últimas fechas hemos escuchado sobre temblores y más temblores que han sacudido al país de la bota, situación que mantiene en alerta tanto a la población como las autoridades. Y aunque por el momento nadie puede predecir cuándo va a ocurrir un sismo, lo que ya se sabe es a quien echarle la culpa… o al menos eso sostiene Giovanni Cavalcoli, sacerdote católico que piensa que todo es producto de los matrimonios homosexuales.

sismos-gays

Durante una transmisión en Radio María, el religioso señaló que los sismos son un “castigo divino” por las uniones civiles del mismo sexo que “ofenden a la familia y la dignidad del matrimonio”, en referencia a la recién aprobada ley que faculta el matrimonio entre homosexuales.

Las declaraciones de Cavalcoli fueron realizadas el pasado 30 de octubre, fecha en que un sismo de magnitud 6.6 volvió a azotar el centro de Italia.

El Vaticano, a través de monseñor Angelo Becciu, ha calificado los comentarios del sacerdote como “ofensivos para los creyentes y vergonzosos para los no creyentes”, señalando que la idea de un Dios vengativo era “una visión pagana” que data de “la era precristiana”. Además, pidió perdón a las víctimas de los movimientos telúricos.

Por su parte, la emisora ha anunciado ya la cancelación del programa mensual de Cavalcoli, situación que, dijo, era “inevitable”, toda vez que sus declaraciones “no están en línea con el anuncio de la misericordia, ni la acción pastoral del Papa Francisco”.

No obstante, el sacerdote no sólo no se retractó de sus afirmaciones, sino que declaró a otra estación de radio que el Vaticano debería “releer el catecismo” e insistió en que los terremotos eran consecuencia de los “pecados del hombre”.