Seleccionar página

La compra del primer auto es una de las experiencias de la vida que genera emociones de todo tipo. Por una parte, nos sentimos contentos y emocionados por el logro que representa poder adquirir un vehículo propio, pero por otro lado nos pone nerviosos y preocupados hacer la compra correcta.

primer auto 3

Todos tenemos miedo a equivocarnos y a realizar una mala inversión de la que nos arrepintamos después.

Es por eso que debemos planear con cuidado qué auto queremos comprar, aprovechando los recursos que tenemos disponibles. Mientras más atención pongamos a los detalles y mejor administremos el tiempo que destinaremos a la compra, mayores serán las posibilidades de realizar una operación exitosa que nos deje con una sonrisa en la boca y la sensación de plenitud que da saber que hicimos algo bien.

Lo primero que debes analizar es de cuánto dinero dispones y si quieres un auto nuevo o uno usado. La ventaja de comprar un auto último modelo es que no tenemos que pagar reparaciones porque funciona todo al 100 por ciento, la desventaja es un factor que se llama “depreciación” y ocurre cuando empiezas a usarlo, además de que la prima del seguro suele ser un poco más cara.

En cambio, un auto usado es mucho más económico pero puede salirte defectuoso y tener que pagar reparaciones, y si no tienes la asesoría correcta, incluso podría tratarse de un carro robado, por lo que hay que tener mucho cuidado en ese sentido.

primer auto 1

Considerando otra opción podrías comprar un carro seminuevo en agencia, te costará un poco más de dinero, pero gozarás de varias garantías, como el saber que no es robado y que está en buenas condiciones. En el caso que lo compres a un particular, fíjate en la factura, asegúrate que los papeles no sean falsos y que correspondan al carro que estás comprando, trata de realizar el pago en el banco junto a la persona que te lo venderá.

Otro factor que se debe tener en cuenta es pensar para qué se necesita: si lo queremos para ir solos o tenemos una familia numerosa; si lo que importa es el espacio interior o la cajuela, pero también hay que tomar en cuenta la potencia y el rendimiento. Si lo queremos para movernos principalmente en la ciudad, no importará mucho que tenga un motor potente, que pueda acelerar y responder rápido, sino más bien que su motor sea económico y que gaste poca gasolina.

Por último, una buena opción será investigar, ya sea en revistas especializadas o preguntando directamente a usuarios, qué tan bueno ha salido tal o cual modelo antes de realizar una compra.