Seleccionar página

Un grupo de científicos mexicanos, adscritos al Centro de Investigación e Innovación en Tecnologías de la Información y Comunicación (Infotec), desarrolló una herramienta informática para conocer las emociones de los usuarios de redes sociales a partir del análisis de sus publicaciones.

twitteralgo

Conocido como Servicio Web de Análisis de Polaridad (SWAP), la herramienta trabaja con un algoritmo capaz de identificar al instante cuando un tuit —mensaje de texto emitido en la red social Twitter— tiene una carga emotiva positiva, negativa o neutra.

El equipo ha comparado la herramienta SWAP con la aplicación de procesamiento del lenguaje de Google recientemente lanzada y ha observado una mayor efectividad, no solo con relación a dicha app, sino también con otros productos de empresas tecnológicas que realizan ejercicios similares.

El algoritmo desarrollado se utilizará en la herramienta de análisis que están por lanzar al mercado, la cual podrá ser utilizada por agencias de publicidad para analizar el impacto de las campañas propagandísticas de sus clientes en las redes sociales; asimismo, los gobiernos podrán monitorear la aceptación de diversas políticas públicas o servicios, y también podrá ser utilizada para medir el pulso de las campañas políticas en las redes sociales, entre otras acciones.

El análisis de sentimientos ha sido un hot topic por la necesidad del gobierno y de la iniciativa privada de extraer la información vertida en las redes sociales y aprovechar las opiniones que realizan los internautas.

Y es que hay una gran cantidad de información que se registra en redes sociales: en el mundo se generan 278 mil tuits cada minuto, se suben tres mil 600 fotos en Instagram cada segundo y en Facebook se dan 41.8 millones de likes. La información digital al 2014 se calculaba en 4.4 millones de zettabytes y se pronosticaba que dicha cifra se duplicaría cada 1.2 años, 70 por ciento de esa información la generaron los propios internautas y 90 por ciento se generó en los últimos dos años.

De hecho, el 59 por ciento de los mexicanos mayores a seis años ya tiene acceso a Internet, entre 13 y 34 años de edad el grueso de ellos, de nivel socioeconómico alto, medio y medio-bajo, con mayor penetración en el norte del país. El principal uso del Internet son las redes sociales, la más utilizada es Facebook, luego siguen Whatsapp, YouTube y Twitter; 90 por ciento de las personas tiene al menos una red social, tienen cinco en promedio.

Fuente: Agencia Conacyt