Seleccionar página

Nuestro organismo acumula cada día tal cantidad de toxinas que, sin percatarnos, la salud se ve debilitada. Una manera de liberar al cuerpo de ellas y renovar energías es mediante alimentación más sana, lo cual ayudará a perder peso excesivo.

jugos detox 2

Como todas las modas, el juicing o moda de los jugos, carece de información verídica y profunda, y al igual que ocurre con las dietas, en la mayoría de los casos se trata de recetas que se van compartiendo de boca en boca: la recomienda la vecina, la hermana, la mamá, la tía, etc., sin el respaldo de una persona certificada que aconseje o guíe sobre el tema.

El ingerir solo jugos de frutas no es lo que parece. En la red abundan muchísimas recetas, pero algunas son una bomba de azúcar, nada saludables, y lo peor es que vienen con el nombre “Jugo quema grasa” o “Jugo detox”.

El problema central es que las personas se quedan con la idea de que si toman un jugo “anticolesterol”, pueden seguir comiendo el chicharrón y el pan que se les antoje, lo cual evidentemente es un atentado contra el cuerpo.

Además, durante el proceso de extracción del jugo de la fruta, se eliminan las vitaminas al contacto con el oxígeno y la luz solar; pero también existe un punto en el que no se repara a la hora de tomarse un “jugo detox”: el valor nutricional de las frutas o vegetales, en ocasiones, está en la cáscara y al solo extraerle el jugo se deja de consumir la fibra que proporciona, lo que desencadena problemas de tipo intestinal.

smoothie fresa

El máximo de calorías que se le brinda al organismo al día son 400, lo que pone en riesgo de hipoglucemia a la persona, puesto que la recomendación es consumir al menos dos mil calorías diarias.

Según especialistas, la verdadera desintoxicación consiste en reducir la ingesta de alimentos que en exceso deterioran el organismo, como las carnes rojas que aportan ácido úrico, además de alimentos que contienen grandes cantidades de colesterol o sodio. Lo recomendable es consumir las frutas y vegetales en su presentación natural, así como carnes blancas como pollo y pescado y de forma permanente.