Seleccionar página

¿Te ha pasado que el día que más prisa tienes es cuando menos encuentras la ropa que deseas ponerte? Para evitar este tipo de situaciones es conveniente organizar nuestro closet de forma que se mantenga impecable y que siempre encontremos lo que necesitamos a la primera.

closets2

Para ahorrar tiempo y aprovechar al máximo el espacio de tu closet, sigue estos consejos:

Clasifica tus prendas

Coloca las prendas de uso diario en el área más accesible del closet. Puedes optar por clasificarlas por temporada (primavera-verano u otoño-invierno), por colores, por ocasión (vestidos de fiesta, ropa de trabajo, sport), o por tipo (blusas, suéteres, pantalones, vestidos, etc.).

Ordena tus accesorios

Guarda los calcetines, cinturones, corbatas, bufandas, chalinas, bolsas y demás accesorios en organizadores especialmente diseñados para ello; pueden ser colgantes o percheros de pared.

Organiza tus zapatos

Acomoda tus zapatos de modo que no termines sacando todos cuando busques un par; puedes utilizar sus propias cajas cuidando colocar la etiqueta al frente para que puedas identificarlos, o bien puedes utilizar zapateros, cajas de plástico transparentes, o un organizador colgante de zapatos.

Asignar cajones

Asigna los cajones dependiendo la cantidad de ropa a guardar. Puedes utilizar los más accesibles para la ropa interior y que usas a diario, como los pijamas, y los más profundos para las playeras y otras prendas. Los blancos puedes colocarlos en cajas plásticas o bolsas guardapolvo en la parte superior del closet.