Seleccionar página

El cansancio acumulado, las cargas de trabajo, las presiones laborales, la falta de tiempo para realizar las actividades y muchos otros factores pueden estarte presionando todos los días. El estrés no permite tener un buen desenvolvimiento en ninguna área, ya sea laboral, familiar, social, o incluso con uno mismo.

ataques_panico_estres_estres.comocombatir

El peso en los hombros que cargamos durante días, las ganas de explotar y el mal humor, se pueden remediar con prácticos ingredientes que se tienen en casa, pero que por lo regular no se utilizan para eliminar el estrés y la ansiedad.

Estos elementos contribuyen a relajar el cuerpo y eliminar este malestar contínuo, causado por apatías internas o externas de la persona, que pueden llegar a causar graves consecuencias si no se saben dominar.

Infusiones:

Se recomienda tomarlas tres veces al día para reducir la ansiedad. Lo más eficiente sería combinarlas con manzanilla romana (hojas), flores de tila, valeriana (raíz), lúpulo (flores), romero, pasionaria (hojas), melisa (hojas) y espliego (flores). Si la ansiedad solo es pasajera, se recomienda mezclar una cucharada de tila, una de valeriana y otra de espino blanco en un litro de agua hirviendo, dejando reposar durante diez minutos.

Baño relajante:

No se trata de un baño cualquiera de agua caliente, cuando uno se encuentra en este tipo de situaciones, lo mejor que puede hacer es consentirse. Para esto, agrega a una cubeta o recipiente de cinco litros de agua a 30ºC los siguientes ingredientes: cien gramos de flores de lavanda, cien gramos de melisa y cien gramos de menta piperita. Deja reposar el agua con los aditamentos, se cuela y se vierte en la bañera.

Agua de lechuga:

Con media lechuga, se hierve un litro de agua hasta quede cocida. Posteriormente, se toma el líquido restante y se bebe durante dos o tres días.