Seleccionar página

Hasta hace poco tiempo, Banksy era el artista más anónimo del planeta, pero según una reciente investigación de la Universidad Queen Mary de Londres, su verdadera identidad sería la de Robin Gunningham, nacido en Bristol en 1974.

bansky1

El misterio mayor no es, sin embargo, su nombre, sino el hecho de que durante muchos años haya mantenido en secreto su identidad, si se considera que ha irrumpido en revistas y museos, ha rodado videos, guiado a otros artistas a pintar un muro en Palestina y hasta organizado Dismaland, “un parque temático no apto para niños”.

Su trabajo combina escritura con grafiti con el uso de estarcidos con plantilla (conocidos como esténciles) y ha sido comparado con el del también artista callejero francés Bleck le Rat.

Banksy es contrario a la dimensión comercial que ha adquirido la circulación de sus obras y pide a curadores de las muestras en las que ha participado que se guarde reserva de citar su nombre para publicitarlas y/o nombrarlas.

Existen en la actualidad en diversas partes del mundo obras legendarias, como la del policía que muestra el dedo medio o el manifestante encapuchado que lanza un ramo de flores.

Están también sus “grafitis” y grabados dedicados a las ratas que, según el artista, “existen sin permiso, son odiadas, perseguidas y sin embargo están en grado de poner de rodillas a toda una civilización”.

“Si eres sucio, insignificante y nadie te quiere, entonces las ratas son tu modelo”, escribió.

Nacida en las calles, la obra de Banksy ha alcanzado precios estratosféricos en las subastas de arte internacionales (en 2014 una de ellas fue vendida an la Feria de Miami en 420 mil euros) y entre sus compradores figuran personalidades públicas como Brad Pitt y Angelina Jolie.

El pasado mes de agosto la más grande muestra dedicada hasta ahora al misterioso artista callejero se inauguró en el Palacio Cipolla de la capital italiana, donde permaneció hasta principios de septiembre.

Titulada “Guerra, Capitalismo & Libertad”, como los temas a los que está dedicada, la muestra incluyó pinturas originales, grabados, esculturas y objetos raros. Emmanuele M. Emanuele, presidente de la Fondazione Terzo Pilastro, una de las organizadoras del evento, resaltó que se trata de la primera vez que tantas obras del máximo exponente internacional del arte callejero han sido expuestas en un museo.

Los temas tratados (guerra, capitalismo y libertad) parecen ser las fuentes primarias de inspiración del arte de Banksy, caracterizado por una fuerte componente de denuncia social y por abordar los argumentos más actuales y urgentes que forman parte de nuestro presente.

(ntx)