Seleccionar página

El pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) solicitó a los titulares de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de las 16 delegaciones, llevar a cabo las acciones necesarias para incrementar la vigilancia y seguridad en las zonas de bancos y cajeros automáticos, en cada una de las demarcaciones.

elizabethmateos

En el punto de acuerdo presentado por la diputada del PRD, Elizabeth Mateos Hernández, se indica que la seguridad y protección bancaria constituyen un apoyo eficaz y forman parte de las funciones de la SSP, así como de las delegaciones, por ello deben establecer criterios, estrategias, capacitación y formación de personal, a fin de reducir este delito, el cual se agudiza en fin de año cuando los trabajadores reciben ahorros y aguinaldo.

La también vocera de la fracción parlamentaria del PRD en la ALDF ejemplificó casos en los que, mediante engaños, estafadores hacen creer a los usuarios de los cajeros que éstos no pueden leer la banda magnética, así que se ofrecen a limpiar el plástico para que proceda la operación; sin embargo, con movimientos rápidos lo cambian y despojan al usuario de su tarjeta.

Una vez con el plástico en su poder, continuó la asambleísta, los delincuentes realizan compras en los comercios cercanos antes de que sea reportada y bloqueada, de ahí la urgencia de impulsar acciones que contribuyan a evitar este tipo de delitos.

Mateos Hernández refirió que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ha señalado que esta práctica se suma a otras formas que los delincuentes utilizan para hacerse de información valiosa de las tarjetas, pues de acuerdo con la institución, 2% de las reclamaciones con impacto monetario presentadas por los clientes de la banca en México se realizaron en cajeros automáticos.

Citó que los delincuentes tratan de descifrar el NIP cuando se digita en el cajero a través de cámaras ocultas, binoculares o aprovechando que el usuario no cubre el teclado. Por ello, recomendó que antes de un retiro se revise que el cajero no cuente con dispositivos extraños en el lector de tarjetas, que no haya cámaras ocultas y de preferencia se tape con la mano a la hora de capturar la clave.

La diputada perredista sugirió, entre otras medidas preventivas, evitar las multitudes al hacer transferencias de dinero, no usar cajeros aislados, en sitios poco iluminados o en la calle, es decir, sin un cubículo de resguardo con cierre de puerta; no abrir el bolso, monedero o billetera en el momento, sino sacar la tarjeta con antelación y no aceptar ayuda de extraños.