Seleccionar página

El mundo católico está de fiesta porque el 1º de noviembre se celebra a todos los santos. 

dia-santos

El Día de Todos los Santos es una celebración cristiana que tiene lugar el 1 de noviembre en la Iglesia católica y el primer domingo de Pentecostés en la Iglesia ortodoxa.

En este día la Iglesia celebra a manera de fiesta solemne a todos aquellos difuntos que, habiendo superado el purgatorio, se han santificado totalmente, han obtenido la visión beatífica y gozan de la vida eterna en la presencia de Dios. Por eso es el día de “todos los santos”. No se festeja, pues, sólo a los beatos o santos que están en la lista de los canonizados y que la Iglesia celebra en un día especial del año; se celebra también a todos los que no están canonizados pero viven ya en la presencia de Dios.

Fue instituido por el Papa Gregorio IV, quien ordenó en el año 835, que el mundo cristiano honrara a todos los santos del cielo en esta fecha.

Se cree que Gregorio IV eligió el 1 de noviembre porque coincidía con una de las cuatro grandes fiestas de los pueblos germanos, y la política de la Iglesia en esos años era reemplazar y eliminar todos los ritos paganos.

Es frecuente que este día las grandes catedrales exhiban las reliquias de los santos, y que los altares estén adornados con papel de muchos colores y flores.