Seleccionar página

Los gatos son animales populares como mascotas, pero algo cambia cuando el felino es de color negro. La creencia popular indica que los gatos negros traen mala suerte y gracias a esto han sido discriminados.

gato negro 1

Pasó tanto tiempo desde que este mito se estableció que ya todos nos olvidamos del porqué de esta creencia, pero sí viajamos un poco en el tiempo podremos descubrirlo, aprovechando que es Halloween y Día de Muertos, y las supersticiones están a la orden del día.

Aunque en muchas culturas los gatos negros fueron vistos de manera positiva, la persecución a la brujería hizo que ellos también cayeran en desgracia. Al parecer, los primeros datos de gatos acusados de mala suerte son del siglo XIV y se relacionan a la peste, la cual se consideraba era causada por ellos. Los mataron en montones, pero lo que no sabían estas desprevenidas personas es que en realidad era causada por los roedores que transmitían la enfermedad y que los gatos ayudaban a cazar.

Además de todas las mujeres que murieron en la hoguera acusadas de brujería, los gatos también sufrieron la persecución. Fueron acusados de tener lazos con las brujas, que los tenían como animales de compañía. Con el tiempo, la historia cambió y estas mujeres fueron señaladas de convertirse en estos animales. Es por esto que ver a un gato negro equivalía a ver una bruja, y generalmente eran mujeres ancianas quienes encontraban a estos animales y los cuidaban.

gato negro 4

Sin embargo, no en todos lados los gatos negros son vistos como mal augurio; en Egipto, los gatos de este color eran sagrados, y matar a uno era considerado un crimen capital. De hecho, cuando el gato negro de una familia egipcia moría, éste era momificado y se le guardaba luto.

En la actualidad, los escoceses piensan que es buena suerte tenerlos en el hogar, y los japoneses consideran que traen cosas positivas, e incluso recomiendan que las mujeres jóvenes los tengan en sus casas para conseguir pareja.

Pero a pesar de que han pasado años, al parecer los gatos negros no se pueden quitar el estigma de mala suerte y un estudio de la Universidad Estatal de Colorado lo demuestra, al concluir que hay menos posibilidades de que un gato de este color sea adoptado. Y es que la adopción de un gato negro tarda de cuatro a seis días más en lograrse, por lo que al permanecer más tiempo en albergues, se enferman más rápido y mueren o son sometidos a la eutanasia.

gato negro 3

Además, a esto se le suma que los pobres gatos negros no son tan fotogénicos, así que el tomarles fotos para promocionarlos implica un esfuerzo extra en las páginas de Internet de quienes promocionan la adopción.

Aunque en Halloween todavía se siguen colgando carteles con su imagen relacionada a la brujería y la maldad, los gatos son mascotas geniales, tiernas y cariñosas que no pueden traerte nada más que buena compañía.