Seleccionar página

Desde hace unos años están de moda en ambos sexos los pantalones ajustados, antítesis de los acampanados, pero también hay quienes suelen llevar con frecuencia camisetas ceñidas, pegadas a la piel, o incluso la ropa interior.

ropa-ajustada-2

Ante esta situación, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid advirtió de las consecuencias para la salud que puede tener el abuso de ropa demasiado ajustada, ya que puede causar desde marcas en la piel a problemas circulatorios e incluso ginecológicos.

El secretario general de esta entidad, José Santos, recordó que un primer indicio de los posibles problemas que puede causar el uso continuo de estas prendas son las marcas en la piel. Asimismo, también puede traer problemas circulatorios como hinchazón o retornos venosos que pueden favorecer la aparición de varices o celulitis.

Por otro lado, vestir de manera habitual ropa ajustada puede provocar alteraciones ginecológicas, ya que al favorecer la falta de transpiración puede producir la aparición de hongos en los genitales.

ropa-ajustada-3

Por si fuera poco, llevar la ropa muy ceñida limita el libre movimiento de la cadera y la columna lumbar, lo que puede producir dolor en la zona y a largo plazo puede causar molestias en otras partes del cuerpo.

En la zona torácica, esta vestimenta puede producir problemas respiratorios al dificultar el movimiento fisiológico de expansión costal y evitar una correcta respiración diafragmática. De este modo, se aconseja llevar una correcta talla de brassiere.