Seleccionar página

En el mundo del trabajo, los mandos medios y directivos que promueven una imagen inspiradora consiguen los objetivos que se plantean y suelen superar sus metas profesionales.

liderazgo 3

Estas son las 5 virtudes gerenciales a tomar en cuenta para pulir tu perfil y adecuarlo a las necesidades de esta época según Adecco México, empresa especialista en soluciones de capital humano:

1.- Estabilidad emocional: El trabajo es parte de la vida. Además de instruir con el ejemplo cumpliendo con resultados laborales efectivos, proyectar y mantener un estado de satisfacción emocional promoverá una actitud de equilibrio. Esta actitud repercutirá positivamente en las emociones de la gente dentro del espacio laboral en que se desempeñe: en la productividad, la satisfacción al superar dificultades y en la mejora de una comunicación más efectiva.

2.- Comunicación estratégica: Toda comunicación verbal y no verbal es reflejo de nuestra mentalidad. Pensar en términos de crisis, por ejemplo, es inútil y desgastante. Aquí es imprescindible proponer soluciones a los problemas existentes, a partir de la iniciativa propia y el conocimiento de las competencias de tu equipo de trabajo. Comunicar para inspirar debe ser el modo de pensar de ahora en adelante; un ejemplo de ello es poder ofrecer soluciones y respuestas positivas a cualquier persona en algún escenario de crisis.

3.- Impulsor de un clima laboral agradable: La forma más hábil para aumentar la productividad comienza por reconocer lo indispensable para mejorar la calidad de vida de cualquier persona. ¿Estás al pendiente de lo que necesitan tus colaboradores para que estén cómodos mientras trabajan? Procurar las motivaciones y deseos de las personas que laboran contigo fortalecerá la interrelación y la vinculación grupal.

4.- Mentalidad creativa: Además de la estabilidad emocional, atesorar un bagaje actualizado en los conocimientos propios de tu profesión posibilitará una mente creativa que incidirá en la cultura organizacional, la actitud y la conducta de los profesionales que te rodean. Las mejores soluciones dependen de una preparación constante y especializada. ¡Uno nunca sabe cuando habrá que responder a los imprevistos!

5.- Liderazgo transformacional: Desempeñar un cargo como líder conlleva abandonar la visión cortoplacista de enmendar y solucionar a partir de decisiones inmediatas. Ser líder no es satisfacer ni cumplir expectativas propias, sino estar en armonía con las necesidades de los colaboradores, así como promover una actitud que inspire la generación de proyectos y la cultura por el aprendizaje constante. Tu vocación debe estar centrada en la contribución para la transformación.

Estas virtudes gerenciales conforman una serie de valores que permitirán a los mandos medios y ejecutivos adaptarse a las nuevas dinámicas en las organizaciones, al facilitar la construcción de relaciones laborales basadas en la interdependencia y la confianza.

Fuente: Adecco México