Seleccionar página

Los Testigos de Jehová suelen ser criticados por corrientes principales del cristianismo, miembros de la comunidad médica, exmiembros y otros tipos de organizaciones, debido a su comportamiento sectario y un liderazgo autocrático y coercitivo que controla excesivamente la vida de sus miembros.

testigos-jehova-3

Además, tienen fama de ser creyentes bastante insistentes, pero nunca habríamos imaginado que alguien llegara al extremo de fingir su muerte para escapar de ellos y de sus radicales creencias.

Luego de formar parte de los Testigos de Jehová durante 11 años, Iván Shiriáyev decidió escapar y emprender un viaje de cinco años a través de toda Rusia, por lo que optó por dejar la religión y a su esposa, devota a dichas creencias, tras pensarlo durante más de un año.

Sin embargo, cuando leyó Crisis de conciencia de Raymond Franz, un importante exmiembro de los Testigos de Jehova, decidió que no podía seguir así ni un día más, pues constantemente se encontraba en la indecisión, nunca sabía si estaba siguiendo el camino correcto.

testigos-jehova-1

Además de ello, esta denominación cristiana tiene reglas que no se decían, pero que eran bastante marcadas en la hermandad, como por ejemplo que la mayoría eran mujeres, y no se aceptaba gente que había ido a la universidad.

Todo eso llevó a Iván a simular su muerte. Dejó una nota de despedida donde indicaba que había seguido el camino de su padre, quien se suicidó tres años atrás.

Así que se dirigió a su casa de campo con un magnetófono, una manta y una lancha, cinco años anduvo por aquí y por allá, hasta que su familia lo encontró en un puesto de control en la región de Amur. Después de ello, se presentó a una reunión de los Testigos y notificó que ya no quería formar parte de ellos.