Seleccionar página

La plaga de los payasos macabros comienza a cernirse sobre Europa con la llegada de Halloween y los casos, que van de la broma de mal gusto al ataque indiscriminado a cuchilladas, se multiplican de Suecia a Alemania.

payasos-tenebrosos-3

Ante esto, Eslovenia ya tomó cartas en el asunto y promulgó una nueva ley para sancionar a toda persona que cause miedo o realice amenazas a la ciudadanía imponiendo multas que van desde los 104 a los 250 euros.

De hecho, ya van ocho personas que sembraban el terror disfrazadas de payaso y que fueron multadas. En la mayoría de los casos no se han producido situaciones peligrosas, daños materiales o lesiones.

Disfrazarse de payaso en sí no es una infracción o un acto penal, pero cuando éste causa a los ciudadanos miedo, inquietud o los humilla, y especialmente si amenaza con objetos peligrosos, una persona que actúa así puede ser sancionada por violar la paz pública, explicó un portavoz de la policía de este país.

Al momento, autoridades eslovenas han recibido más de una treintena de denuncias por apariciones de estos payasos, sobre todo en escuelas y parques, con el objetivo de asustar a niños y adolescentes.

La policía también hizo algunos llamados a las personas para que no empleen la violencia contra los payasos diabólicos.