Seleccionar página

Es difícil juzgar hasta qué punto fue suerte o genial intuición advertir que, en la eclosión de la informática de consumo, había un mercado tan valioso en la fabricación de computadoras como en la creación del sistema operativo y de los programas que habían de emplearse en ellos.

bill-gates-3

Lo cierto es que, mientras los fabricantes competían duramente por el hardware, una serie de circunstancias llevaron a un precoz programador, a que su sistema operativo se extendiese hasta quedar sin apenas competencia: Bill Gates.

De hecho, a menudo se ha acusado a Microsoft de prácticas monopolísticas, y a su fundador de falta de verdadera creatividad, pero aun admitiéndolo, se debe reconocerse que su contribución efectiva a la popularización de la informática, y a la vertiginosa escalada tecnológica que conllevó, fue inmensa.

Nacido el 28 de octubre de 1955 en Seattle, este hombre no llegó a terminar sus estudios y a los 31 años era ya multimillonario, gracias al éxito arrollador de su sistema operativo, el MS-DOS, que evolucionaría hasta convertirse en el popular Windows y daría lugar a sucesivas versiones de este sistema operativo, omnipresente hasta nuestros días en la inmensa mayoría de las computadores portátiles y de escritorio.

bill-gates-4

El talento de Gates se ha reflejado en múltiples programas informáticos, cuyo uso se ha difundido por todo el mundo como lenguajes básicos de las computadoras personales; pero también en el éxito de una empresa flexible y competitiva, gestionada con criterios heterodoxos y con una atención especial a la selección y motivación del personal.

Las innovaciones de Gates contribuyeron a la rápida difusión del uso de la informática personal, produciendo una innovación técnica trascendental en las formas de producir, transmitir y consumir la información.

Los detractores de Bill Gates, que son numerosos, le reprochan su falta de creatividad que, ciertamente no son comparables a las de un Steve Jobs, y critican asimismo su política empresarial, afirmando que se basó siempre en el monopolio y en la absorción de la competencia o del talento a golpe de talonario.

bill-gates-2

En la actualidad, Microsoft sigue siendo una de las empresas más valiosas del mundo, pese a haber perdido diversas batallas, especialmente la de Internet, donde surgen nuevas ideas como Facebook, de Mark Zuckberg; y la de los sistemas operativos para teléfonos móviles, que lidera ahora Google.