Seleccionar página

Uno de los misterios ampliamente discutido durante años fue la muerte de Adolf Hitler, debido a la falta de información pública referente al paradero de sus restos y los informes confusos al respecto, quedando la posibilidad de que el Führer estuviera vivo.

oficina-hitler-3

Esta duda se suscitó intencionadamente por las autoridades de la desaparecida Unión Soviética, que ocultaban información relevante sobre el suceso. De hecho, el edificio donde quedó sepultado el refugio del líder nazi fue demolido por los rusos, acrecentando el misterio.

Ahora, un museo en el centro de Berlín hizo una réplica a escala del búnker donde Adolf Hitler pasó sus últimos días y recreó la oficina donde se suicidó, en un antiguo refugio antiaéreo a unos dos mil metros de donde se encontraba el original.

El curador Wieland Giebel dijo que no se trata de poner en escena un “show de Hitler” y que la réplica solo se puede observar en una visita guiada a un refugio que fue construido para alojar a tres mil 500 personas y que hacia el final de la guerra llegó a alojar a 12 mil.

oficina-hitler-2

Conocido como “Führerbunker”, el refugio estaba destinado no solo para protección de Hitler, sino de los altos mandos y fuerzas armadas de la Alemania nazi, mientras el fin de la Segunda Guerra Mundial se encontraba cerca.

Hitler llegó a este bunker el 16 de enero de 1945, fue construido a una profundidad de 8.2 metros y tomado el 2 de mayo de 1945 por los soviéticos, permaneciendo en el olvido. En 1995 el Parlamento de Berlín aprobó una ley para demolerlo y construir viviendas en ese lugar.