Seleccionar página

El pleno del Senado de la República aprobó en medio de un ríspido debate una reforma para ampliar el periodo de funciones de cuatro de los siete magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), electos la semana pasada.

trife terna

En el marco de la sesión ordinaria se aprobó con 68 votos a favor y 17 en contra la reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, lo que generó una confrontación entre senadores del Partido Acción Nacional (PAN).

La reforma, que fue turnada a la Cámara de Diputados, amplía el periodo de dos magistrados, José Luis Vargas Valdez e Indalfer Infante Gonzales, electos por un periodo de tres años, hasta el 31 de octubre de 2019, y lo ampliarían siete años, es decir hasta el 31 de octubre de 2023.

Asimismo, los magistrados electos Felipe Alfredo Fuentes Barrera y Reyes Rodríguez Mondragón, por un periodo de seis años, del 4 de noviembre de 2016 al 31 de octubre de 2022, ampliarían el encargo dos años, para terminarlo hasta el 31 de octubre de 2024.

Los tres magistrados restantes, Mónica Aralí Soto Fregoso, Felipe de la Mata Pizaña y Janine Madeline Otálora Malassis, ejercerán su encargo en los mismos términos de la elección realizada por el Senado, cumplirán el periodo comprendido del 4 de noviembre de 2016 al 31 de octubre de 2025.

En tribuna, el senador priista Arturo Zamora Jiménez expuso que la reforma al transitorio fortalece la estabilidad, independencia y autonomía del TEPJF, sin afectar el principio de legalidad, porque hay en la norma constitucional dos principios muy importantes y uno de ellos tiene que ver con la retroactividad en favor de la personas.

“No se pone tampoco en tela de duda la integridad e independencia de los magistrados nombrados a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”, sostuvo en tribuna.

Argumentó que la Sala Superior del TEPJF ha venido definiendo criterios que se convierten en jurisprudencia y por tanto en obligación de aplicación de los nuevos magistrados, y en ese sentido no habría ninguna carga en favor o en contra de ningún partido político.

Sin embargo, el debate de esta reforma dividió a la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), que derivó en la confrontación del senador Jorge Luis Preciado Rodríguez con su coordinador, Fernando Herrera Ávila.

“Pero, no está en riesgo la votación, lo que está en riesgo es la unidad del grupo parlamentario de Acción Nacional, porque no se nos informó”, dijo Preciado, quien además acusó que personal trabaja en el Senado por recomendaciones de él están siendo despedidos.

Durante el debate también se confrontaron las senadoras del Partido del Trabajo, Layda Sansores Sanromán, y a la del PRI, Ivonne Álvarez García.