Seleccionar página

Gaetan Dugas, auxiliar de vuelo homosexual identificado como paciente cero en la propagación del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en Estados Unidos, ha sido “convincentemente despejado” de ese señalamiento por científicos.

gaetan-dugas

Un equipo internacional de investigadores encontró que el hombre fue sólo uno de las miles de personas infectadas con el virus en Estados Unidos en la década de 1970 y que Nueva York era entonces un centro crucial para la propagación.

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) sólo empezó a ser reconocido en 1981 cuando síntomas inusuales comenzaron a aparecer en hombres homosexuales, sin embargo los científicos echaron una mirada más atrás en el tiempo para buscar los posibles orígenes.

Los investigadores analizaron miles de muestras de sangre, algunas de ellas con el VIH, almacenadas de pruebas de hepatitis en la década de 1970, y con un nuevo método desarrollado por la Universidad de Arizona reconstruyeron el código genético del virus.

Después de cribar dos mil muestras almacenadas en Nueva York y en San Francisco, los investigadores obtuvieron ocho códigos genéticos completos de VIH, información que necesitaban para reconstruir el árbol del virus y rastrear cómo llegó a Estados Unidos.

El investigador Michael Worobey, de la Universidad de Arizona, afirma que “las muestras contienen tanta diversidad genética que podían haberse originado a finales de 1970”.

“Podemos colocar las fechas más precisas sobre el origen de la epidemia en Estados Unidos alrededor de 1970 o 1971”, precisa Worobey al dar cuenta de la investigación, publicada en la revista especializada Nature.

Los científicos también analizaron el código genético del VIH tomado de la sangre de Dugas y, contra las demás muestras, los resultados mostraron que el virus que portaba no era “el padre de la epidemia” en Estados Unidos.

“Gaetan Dugas fue uno de los pacientes más demonizados de la historia y uno de una larga lista de individuos y grupos vilipendiados en la creencia de que alimentaron las epidemias”, sostiene Richard McKay, historiador de Ciencia en la Universidad de Cambridge, Reino Unido.

Dugas, quien fue empleado de Air Canadá, fue identificado como paciente cero por el Centro de Control de Enfermedades debido a que “era un caso fuera de California” y murió en 1984 con esa etiqueta.

El estudio también descubrió el papel clave de Nueva York en la propagación de la enfermedad, cuyo origen se ha determinado en Kinshasa, República Democrática del Congo, en 1920 y a partir de allí se extendió al Caribe y Estados Unidos.

El doctor Worobey señala a la cadena pública BBC de Londres que en la ciudad de Nueva York, el virus se encontró con una población que era como “yesca seca que puede quemarse rápidamente” e infectar a bastante gente.

“Del mismo modo que Kinshasa fue un punto de inflexión para el virus, Nueva York fue un punto de inflexión y actuó como centro desde el cual el virus se movió hacia la costa oeste y finalmente hacia Europa, Australia, Japón, América del Sur y otros lugares”, agrega.